Con la plantà de una Estoreta de hierro, el Ayuntamiento rinde homenaje a las Fallas de Paterna

Miércoles, 02 Marzo 2022 16:55 Escrito por  Publicado en Paterna Visto 167 veces
Valora la noticia
(0 votos)

La gran familia fallera de Paterna cuenta ya con un monumento dedicado a las Fallas de la ciudad. Se trata de una estoreta de hierro, obra del escultor valenciano Toni Marí, de 6 metros de altura y una base de 4 metros cuadrados, que se ha emplazado en el céntrico enclave ajardinado conocido como Parque de la Gallineta.

 

Hace unos días, el Alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo junto con la concejala de Turismo, Cultura y Fuego, Teresa Espinosa se dieron cita en la escultura acompañados por miembros del equipos de gobierno y la corporación municipal, el artista Toní Marí, Junta Local Fallera (JLF) así como las Falleras Mayores de Paterna, Natalia Martínez y Arantxa Giménez y sus cortes de honor para celebrar su plantà en la ciudad en un emotivo acto en el que se depositaron flores blancas a los pies del monumento a favor de la paz y en solidaridad con el pueblo ucraniano.

 

Durante sus intervenciones, tanto el primer edil como el escultor y la presidenta de JLF, Amparo Jiménez tuvieron palabras de esperanza e ilusión ante la inminente celebración de las Fallas al mismo tiempo que agradecieron a la anterior junta directiva de JLF su implicación en la consecución de este homenaje artístico que representa a todo el colectivo fallero paternero.


Y es que fueron las propias comisiones falleras, a través de sus representantes y mediante una consulta, las que eligieron que la temática de la futura escultura fuera una estoreta de trastos vells en tributo al origen de las Fallas.


La estoreta, emplazada en la céntrica zona ajardinada de la calle Mayor esquina con la calle Vicente Lerma, más conocida como parque de la Gallineta, forma parte del recorrido de algunos de los actos falleros más importantes que se celebran en la ciudad como la Ofrenda o la Nit d’albaes.


El monumento representa el origen de las Fallas, que se remonta a la antigua tradición de los carpinteros, que en vísperas de su patrón San José y para celebrar el fin del invierno, acumulaban y quemaban trastos viejos de madera frente a sus talleres.

 

“Con la plantà de este monumento rendimos homenaje a las Fallas de Paterna, que año tras año, llenan nuestra Villa de fuego, germanor y emociones”, reza su placa conmemorativa.

 

Informa Nou Horta. Paterna