Una fecha para recordar

Viernes, 08 Julio 2016 09:53 Escrito por  Diana Gimeno Publicado en Torrent Visto 526 veces
Valora la noticia
(0 votos)
Fotografía del homenaje por el décimo aniversario del accidente del metro Fotografía del homenaje por el décimo aniversario del accidente del metro

3 de julio de 2006, una fecha que desafortunadamente no se nos olvidará a nadie, en especial a aquellas familias que se vieron afectadas de manera directa con el tortuoso accidente. Dos unidades del tren de MetroValencia, las cuales transportaban unas 150 personas, descarrilaron en una curva cerca de la estación de Jesús, provocando que 43 personas (de las cuales 21 eran vecinos y vecinas de Torrent) perdieran la vida.

Además, dicha tragedia ha llevado consigo grandes polémicas que actualmente aún no se han solucionado, relacionadas tanto con los medios de comunicación y el panorama político, como con las causas verdaderas que provocaron el accidente.

Según un informe oficial, las causas fueron producidas por un exceso de velocidad, ya que los datos sacados de la llamada caja negra del tren, indicaron que la velocidad aumentó hasta los 81 km/h en un tramo de curva donde el máximo permitido es de 40 km/h. 

El sistema de seguridad que la línea usaba en esos momentos era el de Frenado Automático Puntual (FAP), el cual funciona con un sistema de balizas que actúan como puntos de información al maquinista interactuando electromagnéticamente. Sin embargo, este sistema solo estaba localizado en los puntos críticos de la vía; además, era 40 veces más barato que el que se usaba en el resto de metros de España, llamado el ATP, un sistema que en anteriores ocasiones ya se había pedido instalar en sustitución al FAP y se estaba sospesando la posibilidad del cambio.

El medio de comunicación principal en esos momentos de la Comunidad Valenciana, Canal 9, escondió información acerca del accidente incluso llegando a ofrecer a los telespectadores la programación habitual el día de la tragedia en lugar de informar sobre lo ocurrido. Este hecho, fue denunciado por distintas organizaciones e incluso los propios trabajadores del canal de televisión, el día de su cierre, pidieron perdón a las víctimas por no haber estado de su lado cuando todo ocurrió.

Por otra parte, también salió a la luz información que afirmaba que la consultora HM&Sanchis había sido contratada por la empresa del metro para preparar a los testimonios de los técnicos y eximir toda responsabilidad a MetroValencia. Ningún político ni ningún técnico asumió ninguna responsabilidad. 

Otro hecho que causó el revuelo de la sociedad fue cuando Camps anunció en 2010 el cambio de nombre de la estación, pasándose a llamar Joaquín Sorolla, como motivo de la cercanía de la estación de Adif Valencia-Joaquín Sorolla, y para, tal y como anunció la AVM3J (Asociación de Víctimas del metro 3) tratar de hacer olvidar. Dos años más tarde, volvió a cambiar de nombre, siendo Joaquín Sorolla-Jesús, y recientemente, la estación ha vuelto a recuperar su nombre original: Jesús.

Pese a que el caso se ha archivado en numerosas ocasiones, fue reabierto hace pocos meses y el Parlamento Valenciano ha señalado 13 culpables, entre los que se encuentran Francisco Camps, expresidente de la Generalitat y Juan Cotino, exconseller de Agricultura. 

Un accidente que, en nuestra opinión, podría haberse evitado; esperamos que pronto salga a la luz toda la verdad y se pueda dejar tranquila la memoria de las víctimas.

 

Informa Nou Horta. Torrent