El Seguro y las lluvias

Miércoles, 19 Noviembre 2014 01:00 Escrito por  Lluís Gisbert Mocholí Publicado en Economía Visto 727 veces
Valora la noticia
(0 votos)

Hace unas semanas cayó en Valencia una buena tormenta. Técnicamente se denomina “Depresión Aislada en Niveles Altos” (DANA). Según registros de AEMET en la ciudad de Valencia dejaba 25,5 litros de precipitación, siendo una precipitación muy fuerte de carácter torrencial acompañada por la caída de cerca de un millar de rayos en un radio de 20 kilómetros alrededor de la capital del Turia.

Esta tormenta provocaba diversos daños en viviendas y comercios. También  cortocircuitos y accidentes por alcance. Afortunadamente no hay que lamentar víctimas personales. Y la pregunta que viene surgiendo es ¿quién hará frente a estos daños?

Conforme continúe la tormenta o incluso posteriormente, van a ir apareciendo siniestros en los hogares, comunidades de propietarios y comercios y. La casuística puede ser variada y podemos distinguir entre daños directos e indirectos. Como cualquier clasificación está abierta a la interpretación y debate, pero para mí sería esta.

Los daños directos son aquellos provocados por la acción directa del fenómeno o contingencia a cubrir. Respecto de los daños indirectos son los no causados directamente por la contingencia principal sino que son consecuencia de ésta.

Ahora bien, ¿asumirán las compañías de seguros todo el daño? La respuesta es que no necesariamente. Porque para dar cobertura a los daños por los fenómenos atmosféricos suelen existir cláusulas en los condicionados que limitan la cobertura a la superación de determinados umbrales.

Por tanto si una tormenta no supera en intensidad los litros por metro cuadrado y hora establecidos en el contrato de seguros, la compañía, no indemnizará. Existe una excepción y es si se demuestra que pese a no superarse “oficialmente” dichos límites existen daños en los bienes próximos.

Así pues es muy importante revisar los contratos de seguros que se tienen suscritos con las compañías aseguradoras, al menos una vez al año y dejarse asesorar y confiar en la actuación de un mediador profesional de seguros, que de buen grado guiará al asegurado no sólo en el caso de ocurrencia del siniestro sino también en los momentos previos de la contratación.

 

Lluís Gisbert Mocholí

Actuario de seguros 3266 I.A.E.

Dtor. Técnico Valencia Risk Solutions, SL

Miembro Grupo ACE

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Informa Nouhorta

Modificado por última vez en Miércoles, 19 Noviembre 2014 19:01