Estudia un plan para tu plan

Viernes, 11 Febrero 2022 10:44 Escrito por  Gabi Martínez Publicado en Economía Visto 431 veces
Valora la noticia
(0 votos)

Ha llegado el momento de rescatar tu plan de pensiones, ¿tienes un plan para intentar no pagar más impuestos de los estrictamente necesarios?

 

Hay cuatro formas de reembolsar el dinero ahorrado en tu plan de pensiones: En forma de capital (todo de una vez). En forma de renta (fraccionado mes a mes hasta agotarlo). Un mix entre ambas. O en forma de renta vitalicia (mes a mes hasta el fallecimiento o con rescate total e invertido, si tu plan te lo permite).

 

Del modo que sea debemos saber que pasará por nuestro IRPF y tributara según importe y año entre el 19% y el 47%, para 2022. Es decir, a mayor reembolso más impuesto, sin olvidar que, por la parte del rescate, en caso de hacerlo en forma de capital, que corresponda a aportaciones realizadas antes del 31/12/2006, gozarán de una reducción de un 40%, sólo irá a la renta el 60%.

 

La cuestión es que debemos diseñar un plan, para que consigamos la mayor rentabilidad fiscal. Vamos a prever cual va a ser nuestra base liquidable en renta en el año de la jubilación y los dos siguientes, e intentar repartir el efecto buscando no saltar a tipos superiores. Por regla general el año en que mayor parte de este, se perciba la pensión pública, inferior al salario habitual, será el óptimo para el rescate.

 

De antemano, sin saber más y hacer cálculos, nadie puede decantarse por una de las 4 modalidades de rescate. En cualquier caso, debemos saber que para aplicar la reducción del 40% tendremos en cuenta, lo siguiente:

Quien se jubile en 2022 tendrá que rescatar antes del 31/12/2024.

Que sólo puedes aplicarla una vez, en concreto, en el primer rescate.

Que en caso de varios planes el rescate lo hagas en el mismo año.

 

Pero lo dicho, no siempre interesa el rescate en forma de capital, por ejemplo, como caso curioso, si el beneficiario no tiene ningún otro tipo de ingresos, le interesaría rescatar en forma de renta unos importes anuales que no superen los 12.450€ para no tener que tributar. O si va a tener importante rentas o ingresos extras, podemos plantearnos no rescatar, buscando rentabilidad financiera e incluso provocar que el rescate lo materialicen y tributen por él, nuestros herederos, si no te resulta necesario ahora mismo.

 

¡Ufff! A estudiar. Let’s GO.

 

Gabi Martínez
Economista

 

Martínez Abad Consultores
Grupo ACE

www.martinez-abad.es

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Linkedin: gabimartinez-01

Facebook: @GabiMartinez2016