La República Independiente de Valencia

Jueves, 08 Octubre 2015 10:57 Escrito por  Juan Francisco Albert Moreno Publicado en Economía Visto 1433 veces
Valora la noticia
(0 votos)
9 d'octubre 9 d'octubre

"El problema catalán no se puede resolver, solo se puede conllevar". Estas palabras fueron pronunciadas por  el gran Ortega y Gasset en las cortes Republicanas en mayo de 1932. Desde entonces parece que el monotema catalán no tiene fin.  

En mi opinión, como valencianos tenemos mucho que aportar a un debate del que a veces se nos desdeña y del que no solemos salir bien parados. ¿Acaso los valencianos no somos singulares, no tenemos lengua y cultura propia o no tenemos una vergonzosa falta de financiación? Es muy conveniente analizar las distintas razones que se argumentan a favor de un proceso soberanista desde la óptica equidistante valenciana.

Empecemos por las razones históricas, el 11 de Septiembre de 1714 finaliza la guerra entre partidarios de Felipe V (borbones) y el archiduque Carlos (austracistas),  por cubrir la vacante que dejó el último representante de la casa de Habsburgo, Carlos II, al morir sin descendencia. Esta guerra de fuerte carácter europeo no fue, como algunos se empeñan en mantener, entre españoles y catalanes, sino entre estas dos casas monárquicas. Los territorios anexionados a la Corona de Aragón dimos soporte al bando perdedor, y esto lógicamente nos costó una dura represión. Los Decretos de Nueva Planta impuestos por Felipe V abolieron los fueros de Aragón, Valencia y Cataluña. Sin embargo, valencianos y aragoneses sufrimos más este duro castigo ya que fue más temprano y en caliente,  mientras en Cataluña la represión fue más tardía y suave , conservando por ejemplo el derecho civil, privilegios que otros no obtuvimos. No en vano, el cuadro de Felipe V cuelga boca abajo en el museo de Xàtiva. 

Otros argumentos que se utilizan son los culturales y lingüísticos. A muchos dirigentes políticos, tanto nacionales como catalanes, se les llena la boca hablando de las señas de identidad y los hechos diferenciales. Como valenciano, este es un asunto que me inquieta. Por supuesto que Cataluña es diferente, ¿pero no lo somos los valencianos?  Como cualquier región de España o del mundo, todos los pueblos tenemos nuestra historia, nuestra cultura, incluso nuestra propia lengua.. En el mundo de hoy, tan globalizado, los argumentos indentitarios deberían haberse degradado en la historia. Como dice el lema de la Unión Europea: Unidos en la diversidad. 

Un motivo de peso recurrente desde el bando independentista son las razones políticas. Se sostiene que España está mal gobernada, que somos un país mediterráneo y corrupto donde los Bárcenas o los responsables de los ERES hacen y deshacen a su antojo. Quizá sea así, sin embargo, ni Cataluña ni Valencia pueden dar lecciones de integridad moral en este asunto. El clan Pujol, caso Palau o trama Gürtel  son solo algunos de los vergonzosos casos de corrupción que se han desarrollado en el este peninsular. Tampoco parece muy razonable el argumento de que con una Cataluña independiente los dirigentes velarían mejor por sus intereses porque solo deben preocuparse de ellos mismos. Sí esto fuera así, Valencia o el resto de territorios deberían independizarse inmediatamente, es más Barcelona debería hacer lo propio de Cataluña o Torrent de Valencia. 

Razones económicas; he aquí la razón que encendió la mecha del debate soberanista, el “Espanya ens roba” ha sido un mensaje que ha calado en la sociedad catalana. Sin embargo, esta tesis ha sido refutada por los expertos Ángel de la Fuente y Clement Polo, entre otros. Es cierto que Cataluña o Madrid aportan más al resto de España de lo que reciben, no obstante, esto no quiere decir que sufran un trato vejatorio. Siendo las CCAA con mayores recursos es lícito que contribuyan más que el resto. Sin embargo, el caso valenciano es inusualmente injusto. La C. Valenciana es la única autonomía con un déficit fiscal negativo (aporta más de lo que recibe) siendo su renta per cápita inferior a la media. Esto si es una verdadera injustica reconocida  por expertos y politicos. No me atrevería a decir que “Espanya ens roba” pero sí que “Espanya ens maltracta”. 

Con todos estos argumentos, quizá seamos los valencianos los que tenemos más motivos para subir al balcón del Ayuntamiento y proclamar la República Independiente Valenciana, pero no seré yo quien agite las banderas y propague la separación.  Un año más los valencianos celebramos nuestra fiesta, el 9 d'octubre, una mayoría muy orgullosa de su tierra, Valencia, comprometida con el resto de España y cada vez más integrada en el ilusionante proceso europeo. Viviendo, afortunadamente,  la realidad de un mundo donde cada vez las fronteras importan menos y el bienestar global más.

Juan Francisco Albert Moreno

Estudiante de economía

twitter: @jf_albert