“El baile ha sido y es mi compañero, mi pasión, mi motor y mi vida”

Viernes, 27 Mayo 2016 10:56 Escrito por  Diana Gimeno Publicado en Entrevistas Visto 2122 veces
Verónica Mejía en 'Top Dance' Verónica Mejía en 'Top Dance'

Verónica Mejía es una vecina de Torrent cuya pasión por la danza le ha llevado a conseguir grandes éxitos en su vida laboral, ligada en numerosas ocasiones con el panorama televisivo. Recientemente ha sido una de las profesoras del programa ‘Top Dance’ que emitía Antena 3, y hace unos años, alumnos suyos fueron también concursantes de Fama Revolution y Operación Triunfo.

Con tan solo 8 años, empezó a hacer ballet como recomendación del médico a causa de un problema que le diagnosticaron en los pies, y a partir de ese momento nació su amor por el baile, dedicándose a distintas disciplinas. Hace seis años, en este mismo periódico tuvimos la oportunidad de hacerle una serie de preguntas a raíz de la inauguración de su propia academia en Valencia, Dance Center.

 

ENTREVISTA

Este año, te hemos podido ver como profesora en el programa Top Dance de Antena 3. ¿Cómo ha sido esta experiencia? 

Ha sido una experiencia diferente, motivadora, tanto a nivel profesional como personal. Un regalo a mi trayectoria profesional y a mí como persona.

¿Qué anécdota nos podrías contar de tu paso por Top Dance? 

El día de la primera gala, tuvieron que poner más minutos de publicidad porque me fue imposible correr más con el vestido y los tacones que llevaba… 

También recuerdo cuando me encontré a David Bustamante por el pasillo y me dijo “mi culo es mío y me lo toco cuando quiero”.

En general, lo he pasado muy bien durante mi paso por Top Dance.

Además de estar en la televisión, ¿sigues dando clases por tu cuenta? 

Siempre he tenido y tengo claro que me encanta formar a alumnos, dar mis clases en mi centro, trabajar con mi equipo de profesionales y sobretodo seguir recibiendo clases de otras personas, bien sea un bailarín, profesor o coreógrafo. Siempre hay que seguir formándose en la danza.

¿Qué proyectos futuros tienes en mente? 

Muchos, soy muy creativa y me apasiona mi trabajo. Además de continuar con mi centro, organizar eventos nacionales y coreografiar musicales, tengo varios proyectos que espero pronto sepáis de ellos.

Desde muy pequeña te has dedicado al mundo del baile. ¿Qué es lo que te impulsó a ello? 

Primero mi médico, que fue quien decidió que lo mejor para mi incapacidad era bailar. Después, la pasión de mis profesores cuando enseñaban, el aplauso del público, los sentimientos que podía expresar desde pequeña cuando bailaba sin necesidad de hablar… El baile ha sido y es mi compañero, mi pasión, mi motor y mi vida.

Además, eres dueña de la academia de baile Dance Center. ¿Cómo ha evolucionado el centro desde su inauguración hace seis años hasta ahora? 

Me siento muy orgullosa de haber abierto el primer centro especializado en Danza Urbana de Valencia; nos iniciamos en una sala sin suelo y a día de hoy triplicamos el número de alumnado. Cuento con un equipo de grandes personas y profesionales del sector y estamos muy bien reconocidos a nivel nacional e internacional.

¿Tenéis una especialidad concreta respecto a las disciplinas que ofrecéis? 

Contamos con muchas disciplinas en el centro, pero la base fundamental es el estilo urbano; el resto de disciplinas complementan esta base, un bailarín de hip hop también puede y de hecho baila clásico, contemporáneo… Todo es danza y todo se fusiona.

En tus clases, hemos podido ver en la televisión que tienes tu propio estilo de enseñanza, como, por ejemplo, cuando hiciste a dos de tus alumnas pintarse los labios para sentirse más sexys y hacer que se metieran más en la coreografía. ¿Cómo definirías tu forma de enseñar? ¿Qué otros métodos curiosos nos podrías explicar? 

Mi alumnado habitual está más que acostumbrado a pintarse los labios para las clases de competición. En clase soy un alumno más, aprendo de cada una de las personas que están conmigo y vienen aprender de mí. Eso sí, los calcetines de colores, los relojes, los pendientes de perlas blancas… Todo eso me pone nerviosa en clase y ellos ya lo saben. Mi forma de enseñar es directa y fuerte, jamás engaño al alumno en cuanto a sus posibilidades. Mi lema es: a más trabajo y esfuerzo, mayor recompensa.

Tanto mujeres como hombres, cada vez son más los que se dedican al mundo del baile. ¿A qué crees que se debe este auge? 

Cada vez hay más trabajo para los bailarines, aunque fuera de España sigue habiendo mucho más. Existe mucha gente con cualidades artísticas y gran sensibilidad que mediante el movimiento hacen felices a otras personas. Cuando una persona baila se siente más animada, mejor y más segura de sí misma y de sus valores. La danza es muy beneficiosa en todos los sentidos, te hace sentir mejor. Es evidente que trabajar en algo que hace sentir bien a los demás es lo mejor que a uno le puede pasar.

Finalmente, ¿algo que quieras añadir? 

Sí, dar las gracias a mi familia y a todas aquellas personas que me han visto crecer y me apoyan todos los días en este sueño que vivo con los ojos abiertos. Levantarme cada día para bailar y ver crecer a los demás en este mundo de la danza es muy especial, soy muy feliz de poder vivir mi pasión todos los días y tantos años. ‘Querer es poder, creer es crear’.