Mostrando artículos por etiqueta: Policia Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la estación de autobuses de Valencia a dos hombres de 34 y 38 años, de origen marroquí y español, respectivamente, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tras al parecer localizarles varias piezas de color marrón, al parecer, hachís. Uno de ellos portaba casi dos kilos de hachís en una maleta y el otro 100 gramos en un bolsillo de su pantalón.

 

La última detención se produjo cuando un hombre al percatarse de la presencia policial se puso nervioso y al ser identificado por los agentes le realizaron un registro de su maleta donde le localizaron 1.920 gramos de, al parecer, hachís. Los agentes tras realizar las comprobaciones oportunas lo detuvieron como presunto autor de un delito contra la salud pública.

 

La anterior detención se produjo dos día antes cuando los agentes que realizaban labores de prevención por la estación de autobuses de Valencia, observaron a un hombre por la zona de los andenes, que al percatarse de la presencia policial comenzó a ponerse nervioso.

 

Ante tal actitud, los policías lo identificaron y realizaron un cacheo superficial localizándole en uno de los bolsillos de su pantalón una pieza en forma rectangular, al parecer, hachís con un peso aproximadamente de 100 gramos, por lo que tras realizar diversas comprobaciones lo detuvieron como presunto autor de un delito contra la salud pública.

 

Las detenciones se han producido en el plan operativo de vigilancia y control de vías de comunicación, estaciones de tren y autobuses, puertos, aeropuertos, hoteles, playas o cualquier zona de alta concentración turística o acontecimientos que supongan grandes concentraciones de personas. 

 

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Burjassot a un hombre de 26 años, de origen español, como presunto autor de los delitos de malos tratos y lesiones. El detenido agredió a su ex suegro en una trifulca entre ambas familias tras irse la mujer del agresor a casa de sus padres. El padre de la mujer tuvo que ser atendido en el hospital con una herida en la cabeza por arma blanca, en la que le practicaron varios puntos de sutura. Los agentes mediaron entre las familias para rebajar la tensión y reintegrar a los dos hijos menores de la pareja a la madre al otorgarle el juez la custodia provisional.

 

Las investigaciones se iniciaron a consecuencia de los hechos ocurridos en la localidad de Burjassot, en la que tras una reyerta entre dos clanes familiares, una persona tuvo que ser atendida en un hospital con una herida de arma blanca en la cabeza en la que le tuvieron que practicar varios puntos de sutura. La reyerta se origino cuando un hombre junto a su familia fue a buscar a su ex suegro para agredirlo ya que le acusaba de que su mujer se hubiera ido del domicilio conyugal.

 

Los agentes averiguaron que había una profunda enemistad entre ambas familias originada al parecer, porque el padre de una mujer, víctima de violencia de género, no aceptaba la relación que tenía su hija con un hombre de la otra familia, ya que presuntamente la maltrataba, lo que originó que la mujer volviera a casa de sus padres tras el último episodio violento.

 

Durante las investigaciones los policías averiguaron que la familia paterna había entregado los hijos menores al abuelo paterno esa misma mañana antes de que se produjera la agresión, negándose a devolverlos e incluso ocultándolos de manera intencionada, por lo que juzgado de Instrucción de Paterna ordenó la localización de los menores y entrega a la madre a la que le otorgaba la custodia provisional.

 

Finalmente, tras una intensa y ardua negociación, los policías consiguieron que los menores fueran entregados en la Comisaría, los cuales se encontraban en perfecto estado de salud, y evitar que ambas familias no tuvieran ningún tipo de contacto entre ellas a fin de evitar un nuevo conflicto, logrando a su vez que dos días después se entregará el presunto autor de las lesiones que fue detenido.  

 

El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

 

 

Informa Nou Horta. Burjassot

 

Publicado en Burjassot

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 22 años, de origen argentino, como presunto autor de un delito de robo con fuerza, tras al parecer sustraer más de 2.000 € de la caja registradora de su antiguo lugar de  trabajo. El ahora arrestado habría accedido al establecimiento de hostelería con la llave del almacén y se tapó los brazos con una camiseta de manga larga y colocó una toalla en su cuello.

 

Los hechos ocurrieron de madrugada cuando un joven accedió a un establecimiento de hostelería de un centro comercial de Paterna por la puerta del almacén y se apoderó de más de 2.000 € que había en la caja registradora.

 

Inmediatamente los policías comenzaron las investigaciones averiguando que el autor había accedido al almacén con llave ya que ni la puerta ni la cerradura estaban forzadas, así como que vestía camiseta de manga larga y llevaba una toalla tapando su cuello a pesar de las altas temperaturas. El sospechoso parecía conocer muy bien el establecimiento ya que en el poco tiempo que estuvo en su interior se movía con mucha soltura.  

 

Los agentes averiguaron que el sospechoso era un antiguo trabajador del restaurante que fue despedido ya que no habría pasado el periodo de prueba, y que cuando le solicitaron que devolviera la llave del almacén alegó que no la tenía por un despiste, devolviendo la llave el día siguiente a su despido.

 

 

Los policías establecieron un dispositivo de localización y en la tarde de ayer fue detenido como presunto autor de un delito de robo con fuerza. El ahora arrestado reconoció los hechos así como su intención de devolver todo el dinero, aunque más de la mitad del botín ya se lo había gastado.

 

El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial. 

 

 

Informa Nou Horta. Paterna

Publicado en Paterna

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un varón de 29 años, de origen español, como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. 

 

Los policías observaron en la madrugada de ayer un vehículo con tres hombres en su interior, los cuales mostraban una actitud muy tensa ante la presencia de los agentes, por lo que le dieron el alto. 

 

Inmediatamente los policías se percataron del fuerte olor a marihuana que procedía del interior del turismo y, tras comprobar que ninguno de los ocupantes estaba consumiéndola, inspeccionaron el vehículo, propiedad del padre del ahora detenido.

 

Los agentes observaron que varias partes plásticas del coche se encontraban mal ensambladas, por lo que realizaron una búsqueda exhaustiva dentro del habitáculo, localizando en el hueco de la luz central del techo una bolsa con cinco pastillas enteras de éxtasis conocidas como “XTC”, más dos medias partes. 

 

Los policías también comprobaron que los respaldos de los asientos estaban descosidos y que existía un agujero en la guantera y en diferentes zonas de la puerta del copiloto, que podrían haber sido utilizadas estas caletas para transportar sustancias u objetos de manera oculta. 

 

En total, la Policía Nacional localizó en el vehículo, además de las pastillas, unos 9 gramos de, al parecer, cocaína, además de cien euros en billetes de diez, que portaba el ahora detenido. 

 

El arrestado, con numerosos antecedentes policiales por hechos similares, ha pasado a disposición judicial. Los otros dos ocupantes del turismo afirmaron desconocer que la sustancia incautada estuviera oculta en su interior. 

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a dos hombres, de 21 y 22 años, de origen marroquí y español, respectivamente como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza, cometidos en una inmobiliaria y un despacho comercial del distrito de Abastos. A uno de los detenidos también se le imputa otro robo con fuerza en un domicilio por la modalidad de “escalo” el día 11 de junio. 

 

Las investigaciones se iniciaron, al tener conocimiento los policías de un robo con fuerza perpetrado en una inmobiliaria del distrito de Abastos de Valencia, en el que tras forzar la puerta de entrada se llevaron ordenadores portátiles.

 

Días más tarde, se produjo otro robo con fuerza en un domicilio del distrito de Abastos, destinado a despacho comercial, en el que entraron por la modalidad de “escalo” y se apoderaron de un ordenador y 38.000 euros de una caja fuerte.

 

Durante las investigaciones, gracias a las características físicas aportadas por unos testigos que los habían visto salir en uno de los robos, los policías averiguaron la identidad de los sospechosos.

 

Finalmente, los agentes tras realizar diversas comprobaciones, detuvieron a los dos hombres como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza. Además uno de ellos también fue imputado por otro robo con fuerza en un domicilio el pasado 11 de junio, por la modalidad de “escalo”.

 

Se da la circunstancia que los ahora detenidos se habrían trasladado recientemente a Valencia desde Madrid, que es donde tienen su domicilio.

 

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial. 

 

 

Informa Nou Horta. Valencia 

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hijo y su padre, de 27 y 57 años, ambos de origen español. Al primero se le imputa un delito contra la salud pública, mientras que al segundo, uno de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico. 

 

Las investigaciones se iniciaron después de que al padre, en un control de tráfico, se le localizase en el interior del vehículo en el que viajaba una bolsa termo sellada con aproximadamente 90 gramos de marihuana, así como unos 150 euros en billetes fraccionados. 

 

Los agentes averiguaron que el padre presuntamente siempre salía desde su domicilio y quedaba en un lugar previamente convenido donde pasaba la sustancia ahora intervenida a los compradores, con los que habría contactado anteriormente. Por este motivo, la Policía Nacional pudo saber que, al no realizar nunca una parada intermedia antes de suministrar la droga, el ahora detenido debía tenerla en su propia vivienda.

 

Por ello, los investigadores registraron la parcela propiedad del padre, localizando en su interior tanto a éste como a su hijo. En el lugar los agentes intervinieron 101,7 gramos de cogollos secos de marihuana; 3.960 euros en efectivo; cuatro pistolas simuladas, una báscula de precisión, así como diversos útiles destinados al cultivo, como lámparas, filtro de aire, extractores y macetas, entre otros efectos. Los agentes también intervinieron 288 gramos de, al parecer, Piracetam, un fármaco empleado para potenciar los efectos de diversos tipos de sustancias estupefacientes, entre ellas, la marihuana. 

 

En el interior de la parcela, los policías localizaron también una caravana, en la que se hallaron bolsas para envasado y una báscula de precisión, por lo que presuntamente podría ser el lugar donde los ahora detenidos preparaban las dosis de droga para su posterior venta.

 

Los sospechosos, además, estaban presuntamente conectados ilegalmente al suministro eléctrico, lo que supone un indicio más para los investigadores de que éstos podrían cultivar marihuana en el propio domicilio. 

 

Los detenidos cuentan con antecedentes policiales, pasando el padre a disposición judicial.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional en Ibiza y en colaboración con agentes de la Policía Nacional en Valencia, han llevado a cabo una macro operación relacionada con delitos de estafa a establecimientos hoteleros de lujo en la que habría al menos 15 personas encartadas asentadas en la Comunidad Valenciana.

 

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de agosto del año 2018, tras detectar los investigadores de la UDEV de Ibiza un grupo de individuos jóvenes de diversas nacionalidades ucraniana, española, keniata entre otras, que conseguían alojarse en hoteles y solicitar todo tipo de servicios VIP cargando el pago de los mismos a titulares de tarjetas bancarias que se encontraban en países como Canadá, Rusia o Noruega.

 

Al mando de este grupo se encontraba un individuo de nacionalidad ucraniana en situación de asilo político y que a la hora de cometer las diferentes estafas era menor de edad, siendo el encargado de interactuar con las personas a estafar.

 

El  modus operandi llevado a cabo consistía en conseguir numeraciones de tarjetas de crédito a través de la conocida como “DEEP WEB”, es decir, una parte de internet no indexada por los principales motores de búsqueda de la red y que es utilizada por muchos ciberdelincuentes para no ser detectados.

 

Posteriormente y una vez en los hoteles, los detenidos se hacían pasar por personas con alto poder adquisitivo y realizando los pagos mediante autorizaciones de pago que se enviaban al establecimiento mediante un correo electrónico, acompañadas por fotografías de documentación falsa y de tarjetas de crédito y débito en las que colocaban la numeración a utilizar induciendo así al personal encargado de los cobros a creer que se trataban de autorizaciones de pago reales.

 

Transcurrido un tiempo dichos pagos eran detectados por los titulares de las tarjetas así como los distintos servicios antifraude de los bancos titulares de las mismas, produciéndose una reclamación y confirmación de fraude al establecimiento en cuestión, tiempo que era utilizado por los delincuentes para alojarse en otro hotel e introducir otras tarjetas de pago y otros documentos evitando así ser detectados y relacionados con los hechos que iban cometiendo con anterioridad, realizando este ciclo de forma itinerante entre las islas de Mallorca, Ibiza y Valencia. 

 

Este grupo investigado formado por 15 individuos, hombres y mujeres, no tenían reparo alguno en exhibir su modo de vida VIP en redes sociales donde colgaban todo tipo de fotos en las discotecas y hoteles en los que estafaban, así como multitud de videos en los que se les veía con botellas de champagne y otras bebidas caras. Se estima que la cantidad defraudada superaría los 70.000 Euros.

 

Concretamente en Ibiza llegaron a alojarse en un hotel de lujo, donde dejaron una factura por importe de 20.000€, alquilaron vehículos a 90€ la hora por importe de 5.500€ o pasaron la noche en una discoteca de la isla donde tomaron consumiciones por importe de 12.500€. Para desplazarse entre los distinguidos lugares e islas, utilizaban los ferrys comunes, donde han estafado la cantidad de casi 7000€.

 

Tras comprobar que este grupo estaba principalmente afincado en la Comunidad Valenciana, se dio inicio a la fase de explotación de la investigación de forma conjunta entre  las unidades de Policía Nacional en Ibiza y Valencia para efectuar las detenciones junto al grupo de Delincuencia Económica de esa Jefatura, habiendo sido detenidos por el momento 7 integrantes del grupo, así como la imputación de otros 6 y emitiendo dos requisitorias de búsqueda y detención de los otros dos que no se les ha localizado.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada, presuntamente, a explotar sexualmente a transexuales en pisos de citas repartidos por toda España. Las víctimas eran originarias de Venezuela y Colombia, y eran captadas con falsas promesas de obtener grandes beneficios económicos. Una vez en España eran alojadas en el piso asignado, se les retiraba el pasaporte y eran controladas 24 horas al día con el fin de evitar la huída. Han sido detenidas seis personas, tres en Madrid y tres en Barcelona, ingresando dos de ellas en prisión provisional.

 

Captaban transexuales que ejercieran la prostitución

La investigación se inició en 2018 tras las denuncias presentadas en Madrid y Valencia de dos transexuales víctimas de trata de seres humanos. Una vez contrastada la información, los agentes pudieron identificar a los integrantes del grupo criminal dedicada al tráfico de transexuales para que ejercieran la prostitución en pisos repartidos por toda España, siendo su base de operaciones Madrid y Barcelona.

 

El líder de la organización, un transexual venezolano asentado en España, se dedicaba a captar a otros transexuales en situación de vulnerabilidad y precariedad económica en su país de origen. Para ello se servía de otras víctimas traficadas anteriormente quienes, coaccionadas por la organización, convencían a las nuevas para que aceptaran el trabajo.

 

Para cruzar la frontera española sin sospechas preparaban supuestos viajes turísticos, haciendo entrega a las víctimas de billetes de avión de ida y vuelta,  reserva de hotel, seguro de viaje y dinero en efectivo suficiente para justificar el viaje. El dinero en efectivo era enviado por las víctimas explotadas en España a las nuevas, con el fin de ocultar la identidad de los miembros del entramado criminal. Todo ello era financiado por la líder de la organización.

 

Una vez ubicadas en los pisos de citas, les retiraban el dinero en efectivo y el pasaporte y les informaban de las verdaderas condiciones en las que iban a ejercer la prostitución. Las víctimas debían estar disponibles todos los días de la semana durante las 24 horas del día y eran obligadas a consumir drogas con los clientes. Tenían que pagar el alquiler de la habitación, los anuncios en Internet y resto de gastos de manutención contrayendo una deuda con la organización de 10.000 a 15.000 euros por haberlas traído a España.

 

Prostituidas en pisos repartidos por toda España

Inicialmente las víctimas eran enviadas a pisos de citas en Madrid y Barcelona hasta que saldaban parte de la deuda y mostraban obediencia. Una vez que eran sumisas y manipulables, eran desplazadas a otros pisos de citas itinerantes repartidos por el territorio español para abarcar mayor clientela, siendo controladas en todo momento mediante video llamadas y amenazas telefónicas.

 

La investigación ha finalizado con tres entradas y registros, una en un piso de Madrid donde se ha detenido al líder de la organización junto a dos integrantes, y dos en Barcelona donde se han detenido a tres personas. Dos de los detenidos se encuentran en prisión provisional.

 

En total se ha incautado 2.300 euros y 400 dólares americanos, varios dispositivos telefónicos y un ordenador portátil, un pasaporte de una de las víctimas y pequeñas cantidades de drogas de cocaína, marihuana y popper.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 29 años, de origen argelino, como presunto autor de ocho hurtos cometidos en locales de hostelería en el centro de Valencia. También se le imputa un delito de receptación y otros cuatro delitos de estafa. En total, el arrestado sería responsable de hasta 13 hechos delictivos, ascendiendo a unos 2.000 euros el valor total de lo sustraído.

 

El ahora detenido presuntamente actuaba desde enero de este año en el interior de establecimientos hosteleros de Valencia. Solía ir bien vestido para no generar sospechas y cubierto con una gorra. 

 

Su modus operandi consistía una vez en el restaurante o cafetería a los que acudía bien vestido, seleccionaba a la víctima y se sentaba en la mesa situada a su espalda. Seguidamente, se quitaba la cazadora que vestía y la colocaba en el respaldo de la silla, aprovechando la ocasión para manipular el bolso o la chaqueta que la víctima había dejado colgada en su asiento y sustraerle la cartera o el bolso que la ocultaba con su propia cazadora para abandonar el local pausadamente. 

 

El sospechoso, posteriormente, también intentaba presuntamente realizar compras de baja cuantía o efectuar reintegros en cajeros bancarios con las tarjetas que había sustraído. 

 

Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos meses han permitido localizar al presunto autor de los hechos en la calle Denia de Valencia que en el momento de la detención le localizaron entre sus pertenencias un teléfono móvil de alta gama que había sido sustraído en Tenerife.

 

El detenido, al que no le figuraban antecedentes policiales, ya ha pasado a disposición judicial.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

 

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas por tráfico de drogas en tres operaciones llevadas a cabo en los últimos días. En total, se han incautado 256 plantas de marihuana, 225 gramos de cocaína y medio gramo de hachís, entre otros efectos, y se han desmantelado tres laboratorios destinados al cultivo de marihuana. 

 

En una de las operaciones, la Policía ha arrestado a una pareja, un hombre de 32 años y una mujer de 27, ambos de origen español, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico.

 

Los investigadores han desmantelado tres laboratorios de marihuana, que estaban situados tanto en la vivienda de los ahora detenidos como en una planta baja. En este último lugar, la puerta de acceso a la droga se encontraba camuflada tras un gran cartón y varios objetos, dificultando su localización, Asimismo, la planta baja estaba conectada mediante un butrón con otra colindante, donde los agentes también han intervenido sustancia estupefaciente. En total, se han incautado 243 plantas de marihuana y 30 bolsas con cogollos dispuestas para su venta, así como ventiladores, focos y transformadores destinados al cultivo de esta planta, entre otros efectos. 

 

Se da la circunstancia, además, de que los hijos menores de la pareja, de entre 8 y 12 años de edad, supuestamente también vendían droga en el domicilio familiar cuando se ausentaban los padres, entregándola a los compradores e incluso pesándola y distribuyéndola en bolsitas para su posterior venta. 

 

Colaboración ciudadana 

Un correo anónimo remitido a la web de la Policía Nacional, www.policia.es, ha permitido la detención de otra pareja en la ciudad de Valencia, un varón de 36 años y una mujer de 31, los dos de origen venezolano, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

 

Los sospechosos presuntamente vendían la droga trasladándose en una motocicleta. Las investigaciones posibilitaron la localización en el domicilio de los ahora detenidos de aproximadamente 225 gramos de lo que parece ser cocaína, medio gramo de, al parecer, hachís y 540 euros. 

 

Un invernadero en un armario

La Policía Nacional también ha detenido en Valencia a otro hombre, de 24 años, de origen español, tras localizar en el interior de un armario prefabricado que tenía en un bajo un invernadero artificial destinado al cultivo de marihuana. 

 

Los agentes le han incautado 13 plantas de marihuana de metro y medio de altura, así como lámparas infrarrojas, ventiladores y medidores de humedad. También se han intervenido 46 bolsas de plástico, de las empleadas para la distribución de esta sustancia estupefaciente a pequeña escala. 

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia
Página 8 de 35