Los torrentinos han vuelto a depositar su confianza en el alcalde Jesús Ros. A lo largo de los años, Ros ha podido ver cómo ha cambiado el panorama fiestero torrentino y, aprovechando que las fiestas de Moros y Cristianos empezarán en nada, nos concede una entrevista para darnos su visión sobre las fiestas y tradiciones torrentinas.

 

¿Qué podrías decir sobre la idiosincrasia fiestera de los torrentinos?

Torrent es un pueblo alegre, abierto y hospitalario, es decir, un pueblo implicado y participativo que, a lo largo del año, vive sus fiestas y tradiciones con intensidad. El calendario festivo se extiende durando todo el año con los clavarios de la entrada de la Flor, San Blai, Fallas, Semana Santa, el Corpus... Esto dota en nuestra ciudad de un carácter especial y único. Y en verano, en Fiestas Patronales, se hace más evidente si ninguno en nuestra manera de ser. Cada día se llenan las plazas de torrentinos y torrentinas con ganas de distraerse y de pasarlo bien. No importa la edad, desde los más pequeños que se divierten con las animaciones que programamos, los más jóvenes con el Rockejat o con las verbenas, y los más mayores con los espectáculos de variedades y conciertos de las plazas. Y, aglutinándolos a todos, las filaes y comparsas que durante unos días dan vida al núcleo antiguo con música y comidas de hermandad. 

 

Tus años de experiencia al frente de la alcaldía han hecho que hayas visto evolucionar las fiestas. ¿Qué podrías contarnos de esa evolución?

Las fiestas son un claro reflejo de como ha evolucionado la ciudad en los últimos 30 años. Torrent se ha transformado con nuevos barrios y plazas, multiplicando sus servicios y dando respuesta a nuevas necesidades que han ido surgiendo. Paralelamente, han ido creciendo las fiestas y calidad, cada vez más participativas, con mayor número de actas, cada vez más repartidos por todo el pueblo. Una muestra de ese crecimiento se ve claramente en la fiesta de Moros y Cristianos, que empezó con un par de escuadras de amigos y ahora tenemos una federación con más de 2.000 fiesteros censados, un programa que año tras año crece, con nuevos actos más espectaculares y multitudinarios como la Entrada del día 29, que es la envidia de la comarca y que ese día reúne además de 12.000 personas.

 

¿Que más podrías añadir sobre las Fiestas de Moros y Cristianos?

En sus treinta años de vida se han convertido en una parte fundamental y sin la cual no podríamos entender hoy en día nuestras fiestas patronales. Gracias al buen trabajo que realizan desde Federación, hoy podemos presumir de una de las mejores fiestas de Moros y Cristianos de la Comunidad. Las trabucaes, la Entrada o la misma Entraeta infantil, que cada vez es más participativa y espectacular, se han convertido en un atractivo turístico que atraen cada verano a vecinos y vecinas de la comarca y de poblaciones con tradición como Alcoi o Alicante. Además, es una fiesta en continuo crecimiento y renovación, como lo demuestra las novedades introducidas como por ejemplo el pregón, que tuve el honor el año pasado de ser el primer pregonero de la historia, o la cena del fiestero que estas fiestas reunirá alrededor de la Torre a centenares de torrentinos, o la modificación del recorrido de la bajada, que todos esperamos con expectación. 

 

Además, Torrent se ha convertido en una ciudad cada vez más multicultural, como está enriqueciendo esto el panorama festivo torrentino?

Sí, Torrent es una ciudad acogedora e integradora. Y en parte lo es por la riqueza de su diversidad cultural. Vecinos otras comunidades han encontrado a Torrent el lugar donde vivir y echar raíces: andaluces, extremeños, castellano-manchegos... y también otros países. Nuestro programa potencia el talento local, pero también hay representación cultural otras comunidades como la ‘Noche Flamenca’ que vivimos hace unos días, o en el Festival de Folclore Ciudad de Torrent, donde contamos con grupos de Murcia y Ciudad Real, y volverá a haber más folclore multicultural a la Plaza Unión Musical. Por el Auditorio pasan cada año los mejores intérpretes internacionales en el ‘Jazz Panorama’, seguiremos con aires del sur con Rocío Alcalá a la Plaza de la Iglesia... En definitiva, unas fiestas variadas para todos los gustos y que cuenta con todos.

 

¿Qué estáis haciendo para que sea posible esa inclusión?

Desde el ayuntamiento tratamos de potenciar la riqueza que nos aportan las diferentes culturas, apoyando a sus semanas culturales y fiestas y promoviendo cualquier actividad de interés para nuestra ciudad. Como muestra, las dos ediciones de ‘Degustación de Culturas’ que se han celebrado en la Plaza Mayor, en la cual participaron todas las casas regionales de nuestro pueblo mostrando su gastronomía, tan presentes en nuestro día a día y que participan de todas las actividades locales. 

 

Por último, ¿qué mensaje te gustaría dar a los vecinos de Torrent porque salgan a la calle a disfrutar de estas fiestas?

Les diría a los torrentinos que aprovechen estos días para desconectar del día a día y que se diviertan, que disfruten de sus vecinos y vecinas de una buena charla, de la música, de los espectáculos, de los conciertos, de las trabucaes, de la Entrada... porque las fiestas son para ellos y ellas. Y que lo hagan con responsabilidad, como siempre, y de la mejor manera que sabemos hacerlo los torrentinos: saliendo a la calle a compartir y disfrutar, orgullosos de tener unas fiestas patronales de todos y para todos.

 

Publicado en Entrevistas

Rebeca González es la alférez mora 2019 de Torrent, que defenderá la Torre a base de trabucaes con su ejército omeia para frenar la amenaza del bando cristiano. Cuando está fuera de su cabila, González trabaja como camarera a una cafetería de Torrent y, aunque no tiene mucho de tiempo libre, le gusta irse de cervecitas con sus amigos y cuidar de su huertito. 

 

¿Cuándo empezaste a participar en las Fiestas de Moros y Cristianos de Torrent?

La verdad es que que hace solo cuatro años que entré en la comparsa de Omeyas.

 

¿Qué te llamó la atención del bando moro?

Realmente fue por una amiga. Nuria ya pertenecía a los Omeyas y me dijo ‘¡Vente un día!’ Fui a una cena, fui a dos, fui a tres… y ya desde entonces no me he ido. 

 

¿Qué es  lo que te fascina de tu comparsa?

Mi comparsa es un poquito peculiar. Somos muy tranquilos. Hasta última hora no empezamos a preparar nada y ya, cuando queda poco de tiempo, es cuando empezamos a menearnos. Entonces, yo pienso que son esos nervios, los que hacen que la fiesta funcione. También tenemos la clotxinà. Todos queremos el mismo: fiesta. Además, mi comparsa es mixta y aquí nos llevemos bastante bien. Somos una comparsa de solo 26 personas. Entonces, llegaremos al lo que podemos llegar y queremos hacerlo lo más bonito posible.  

 

¿Que más tenéis de especial?

Somos comparsas como el resto, queremos disfrutar de la fiesta, vivirla en el máximo y no hay mucho más. Bueno, sí, es especial porque estoy yo. Si no estuviera yo, no sería tan especial (bromea). 

 

Ya sabemos que solo llevas cuatro años en la comparsa, pero ¿podrías contarnos algo sobre su historia?

Realmente te podría contar poco de la historia de mi comparsa. Yo sé que son omeyas en referencia a que fueron ellos la última familia que se quedó durante el Califato Omeya. A raíz de esto se formó una pandilla de amigos de Torrent y se denominaron omeyas

 

¿Alguna vez habías imaginado que serías la alférez mora de Torrent?

No, nunca. Teniendo en cuenta que solo llevaba cuatro años, ni se me había pasado por la cabeza. 

 

¿Como acabaste de alférez?

La verdad es que empezó como una broma: “Que sí, que me apunto, que no me apunto, que tal, que cual...” La verdad es que llegó el momento y me apunté. Dije: “chica, que quiero ser el alférez”. Tuve la suerte de que nadie más se apuntó y la opción era yo o yo. 

 

¿Qué significa para ti tu cargo?

Para mí, el cargo es muy importante. Estoy viviendo la fiesta desde otro punto de vista. Me estoy involucrando mucho más del que me había involucrado hasta ahora. Entonces, es disfrutar, ir de un lugar a otro, la amistad que tengo con otros cargos como, por ejemplo, Vicent, Sonia, Encarna...  Es esto el que realmente me llevaré: una muy buena experiencia. 

 

¿Cómo es tu relación con la alférez cristiana?

Mi relación personal con Sonia es muy buena, pero, a nivel de mora, la verdad es que no la puedo ni ver. Le voy a quitar la Torre en el momento que pueda. Eso lo tengo más claro que el agua: la voy a dejar en la calle [bromea]. Pero como persona es un cachito de pan. 

 

¿Cuáles son los momentos más emotivos de la fiesta?

Yo me quedo con el pregón, porque es cuando empiezan. Es cuando dices: “ya estoy inmersa en la fiesta y ya no puedo volver atrás”. Pero también me quedo con las trabucaes. A mí, eso de coger el trabuco y pegar tiros me hace mucha ilusión [ríe]. 

 

¿Qué podrías contarnos del boato de este año?

La verdad es que será un boato cortito, intenso y, para mí, es el más bonito. No puedo decir más.

 

¿Cuál es tu deseo para estas Fiestas de Moros y Cristianos 2019?

El mejor deseo sería disfrutar, que el tiempo nos acompañe, olvidarnos de todas las penas, salir a la calle y vivirlo todo con la máxima intensidad…

Publicado en Entrevistas

Sonia Guzmán es la alférez cristiana 2019 de Torrent, que luchará a capa y espada junto a su ejército de mujeres guerreras para arrebatarle la Torre al bando moro. Además de luchar contra los moros y disfrutar de nuestras fiestas, trabaja como maestra de Educación Infantil en el Colegio Público Miguel Hernández de Torrent. Guzmán siempre tiene una sonrisa en la boca y revela a Nou Torrentí que le gusta pasear por la playa con su perro y hacer actividades de ocio con sus hijos. 

 

¿Desde cuando estás involucrada en las Fiestas de Moros y Cristianos de Torrent?

Estoy involucrada en la filà desde hace 14 años aproximadamente. 

 

¿Por qué te decantaste por la filà de Na Violant?

Porque tenía unas amigas allí. Yo estudié mi carrera con mi amiga que me animó. Entonces, probé, me gustó y continúo. Hay gente que va probando y no se ubica en ninguno, pero yo me sentí fenomenal. 

 

¿Cuáles son los rasgos distintivos de tu filà?

En la filà hacemos playbacks y tenemos una amiga que se disfraza de Isabel Pantoja [ríe] y hace unos playbacks muy graciosos. La filà es de mujeres y somos muy guerreras, entusiastas... y disfrutamos mucho de la fiesta. 

 

¿Qué podrías contarnos sobre la historia de lo que representa tu filà?

Representa la historia de la Reina Na Violant, que era la mujer de Jaime I. Na Violant era una mujer muy inteligente, muy luchadora y ayudaba a su hombre a conquistar Valencia y, en este caso, a conquistar la Torre, que era de los moros allá por el 1238 (ríe y bromea con la alférez mora). ¡Nosotras no estábamos aún! [ríe].

 

¿Habías soñado alguna vez con ser alférez? 

Bueno, es verdad que mis compañeras iban diciéndolo ya desde hace tres o cuatro años: “Sonia, alférez. Sonia, alférez...” Al final vino el día y no salió nadie más y “Sonia, alférez” [ríe]. 

 

¿Cuál fue tu reacción cuando lo supiste?

Pues alegría, la verdad, porque yo no soy ni clavariesa ni capuchina... Solo soy cristiana de la filà. Entonces, me alegra y lo doy todo al 100%.   

 

¿Cuál es el significado de la figura que representas?

La figura del alférez acompaña el capitán cristiano en sus desfiles, en los actos. El día de las trabucaes, luchamos y 'trabucamos' para defender la Torre con nuestros ejércitos de soldados...

 

¿Qué podrías avanzarnos sobre la indumentaria y el boato de este año?

Esto es sorpresa, porque si no, ya no tiene emoción. No podemos decirlo. Tenéis que venir a ver el desfile el día 29. 

 

¿Cuáles son los momentos que vives con más intensidad durante la fiesta?

Me gustan muchos momentos, por ejemplo, el día del pregón, que es el primer día... Después, las trabucaes, la éntrà infantil’... Todos los días tienen algo significativo y bonito... Y, claro, también la conclusión final, que es la bajada por la calle del convento..., pero todos los momentos son bonitos... 

 

¿Cómo es el ambiente a tu caserna? 

Bueno, es verdad que somos 41 compañeras apuntadas y mediar con todas las mujeres es un poquito complicado, pero intentamos llevarnos bien y pasarlo bien sin malos rollos ni nada... Intentamos disfrutar de la semana de fiestas y dejar a un lado si hay algún pique entre algunas, aunque no es el caso. Se llevan muy bien, la verdad. 

 

¿Cómo es tu relación con la alférez mora?

Fantástica, pero la Torre tiene que ser cristiana, no es por nada, pero es lo que tienen las escrituras [ríe a carcajadas]. 

 

¿Qué los dirías a los torrentinos para que no se pierdan las Fiestas de Moros y Cristianos de este año?

Estimados amigos de Torrent, estáis invitados a disfrutar de las fiestas de Torrent la semana del 23 al 30 de julio. Cada día hay una cosa diferente: conciertos, charangas, discomóvil, desfiles, trabucaes… Estáis todos invitados. 

Publicado en Entrevistas