El Hospital General Universitario de València ha apostado por el arte urbano para decorar algunas de sus dependencias con murales realizados por artistas valencianos. Si hace unos días se decoraban los pasadizos subterráneos que conectan el pabellón B y el pabellón materno infantil, ahora se han empezado a decorar los paritorios.

 

Esta iniciativa es una propuesta de la supervisora de Paritorio, Raquel Hervás, para decorar las tres habitaciones destinadas a dilatación y parto y que ha contado con la colaboración altruista de la pintora, fotógrafa e ilustradora, Iris Serrano.

 

Hija de escultor, Iris Serrano estudió fotografía y pronto se dedicó a la pintura y al muralismo “artivismo”, que le ha llevado a viajar a diferentes lugares (Palestina, Chiapas, Sahara, campos de refugiados) para contribuir a que el arte sea una herramienta de transformación. 

 

También ha pintado grandes murales en València, algunos de ellos contra la violencia de género para festival Igualment Fest. “Pinto solo mujeres y he trabajado en diversos eventos y festivales feministas. Casi siempre pinto sobre temas que tengan que ver con causas sociales con las que yo estoy comprometida”, ha explicado la artista, que también está muy comprometida con el parto respetuoso.

 

Por este motivo, cuando Raquel Hervás se enamoró de uno de sus murales en el que aparece una madre amamantando a su bebé, bajo el lema “de madres rebeldes, hijas libres”, se pone en contacto con ella, que enseguida acepta su propuesta de decorar los paritorios del Hospital General de València.

 

“Di a luz en este hospital hace ya años y por aquel entonces no me gustó la estética que tenía. Yo no estaba enferma, venía a parir, venía contenta y creo que en estos lugares se tiene que cuidar la ambientación, que el lugar sea amable. A quien no esté dando a luz estos detalles le pueden parecer algo menor, pero son importantes”, ha añadido Serrano.  

 

Por este motivo, ha decidido pintar los tres murales de forma gratuita. “Me parece que es calidad sanitaria que haya en cargos de responsabilidad con el nivel de sensibilidad que tiene la supervisora de este hospital, que intenta cuidar todos los detalles para que ese bebé venga en un lugar bonito y la mamá esté viviendo esta experiencia en un ambiente mejor”, ha concluido.

 

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia

La secretaria autonómica de la conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, Isaura Navarro, ha hecho entrega del Sello de calidad en información al paciente con cáncer de mama al servicio de Oncología Médica del Hospital General de València.

 

Este sello está desarrollado por Fundamed y la Fundación Eco, que cuentan con el apoyo de Lilly, para reconocer la calidad de la información que se presta a estos pacientes. Así pues, en el acto han estado presentes, además del director gerente del hospital, Enrique Ortega, el presidente de la Fundación ECO, Vicente Guillem, y el gerente de Relaciones Institucionales de Lilly, Jorge Santander.

 

Navarro ha destacado que este sello demuestra la calidad y excelencia del Servicio de Oncología del General de València. “La red pública sanitaria valenciana dispone de recursos de la mayor calidad y la mejor tecnología para atender a los pacientes oncológicos y también trabaja cada día para ofrecer una atención más humana y personalizada. Para ello es fundamental que el paciente disponga de la información necesaria a lo largo de todo su proceso asistencial”, ha señalado.

 

En el módulo específico de cáncer de mama de este sello se han considerado una serie de indicadores que miden la satisfacción del paciente y valoran la calidad de la información que se ofrece y la información asimilada antes del diagnóstico, durante el tratamiento y después del tratamiento.

 

“Proporcionar una información necesaria y entendible para el paciente, así como que conozca los medios y las terapias disponibles, es clave para que comprenda su situación y colabore durante todo su proceso. Una buena comunicación ayuda a que se sienta acompañado a la hora de enfrentarse a la enfermedad y a mejorar su calidad de vida, incluso después de haberla superado”, ha añadido la secretaria autonómica.

 

El jefe del servicio de Oncología Médica, Carlos Camps, ha recogido este sello de calidad y ha subrayado la importancia de que los profesionales proporcionen el apoyo necesario a estos pacientes de acuerdo con sus necesidades concretas.

 

“Es nuestro deber ofrecer una asistencia de excelencia porque la calidad se basa no sólo en la acreditación de los mejores profesionales y su puesta al día constante, sino en todo aquello que ofrezca facilidades a los enfermos y a sus familiares. Por ello, en nuestro servicio es especialmente importante el apoyo emocional, social y psicológico”, ha destacado Camps.

 

 

11.000 consultas al año

En 2018 el Servicio de Oncología Médica atendió aproximadamente 11.000 consultas (2.000 casos nuevos y 7.000 revisiones) y en el hospital de día se llevaron a cabo 10.000 tratamientos quimioterápicos en jornada de mañana y tarde.

 

La semana pasada la consellera de Sanidad visió la ampliación del hospital de día oncológico, que ha permitido redistribuir el espacio para ofrecer mayor confort e intimidad a los pacientes y a sus familiares.

 

Esta remodelación se hizo con el objetivo de que se disponga de más espacio entre puesto y puesto para que estén más relajados y en un ambiente más amable durante el tiempo que tienen que permanecer en el hospital de día.

 

 

Informa Nou Horta. Salud

Publicado en Salud

El servicio de Urología del Hospital General Universitario de Valencia ha introducido una nueva técnica para reducir el tamaño de la próstata en régimen ambulatorio mediante el uso de vapor de agua. Se trata de una intervención endoscópica de pocos minutos, que no requiere anestesia general, ni ingreso hospitalario, ni produce apenas sangrado y sin ocasionar efectos secundarios en la esfera sexual.

 

Desde finales de febrero cuatro pacientes se han beneficiado de este nuevo tratamiento para la hiperplasia benigna de próstata en el Hospital General Universitario de Valencia, convirtiéndose en el primer centro público de España en aplicar esta técnica que viene de Estados Unidos.

 

Esta nueva terapia consiste en la inyección de vapor de agua, a través de la uretra, en el interior de la glándula prostática. El tejido en contacto con el vapor se destruye de modo que es eliminado por el propio cuerpo solventando los problemas ocasionados por el crecimiento de la próstata en el paciente.

 

“Además de evitar el ingreso hospitalario del paciente, otra de las principales ventajas es evitar los fármacos por largos periodos de tiempo que requieren estos pacientes y que además provocan efectos secundarios, sobre todo en el ámbito sexual, con el consiguiente ahorro farmacéutico y ahorro al sistema” explica Emilio López Alcina, jefe del servicio de Urología del Hospital General de Valencia y uno de los primeros urólogos españoles acreditados para poder realizarla.

 

“Esta nueva técnica nos permite aplicarla a un rango muy amplio, hasta 80 centímetros cúbicos de volumen de próstata, lo que representa poder abarcar hasta el 80% de varones que sufren hiperplasia benigna de próstata”, ha asegurado Emilio López Alcina.

 

El Hospital General Universitario de Valencia tiene previsto desarrollar un programa de formación de esta técnica para especialistas de Urología preferentemente de la Comunidad Valenciana y Murcia y también para especialistas del resto de España.

 

La mitad de los hombres mayores de 50 años padecen esta enfermedad

La hiperplasia benigna de próstata es una agrandamiento de la glándula prostática que afecta a aproximadamente el 50% de la población masculina entre los 51 y 60 años de edad, y hasta el 90% de los hombres mayores de 80 años. Este agrandamiento puede comprimir la uretra reduciendo o incluso bloqueando el flujo de orina desde la vejiga. Se trata por tanto de una patología crónica con una gran prevalencia, aunque se calcula que solo un tercio de los afectados requieren algún tipo de tratamiento.

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia