La música es la protagonista de la nueva exposición que acoge el Museu Comarcal de l’Horta Sud y que abrió sus puertas ayer por la tarde. “Músicos y colaboraciones” es una muestra que forma parte de la fonoteca del torrentino José Luis Alabarta, y que a lo largo de 30 vitrinas y 100 discos se aborda diferentes estilos musicales que incluyen desde el jazz hasta el folclore. Se trata de un recorrido  por diferentes espacios geográficos mediante colaboraciones curiosas de músicos de estilos variados y muy diferentes.

 

La inauguración contó con la asistencia de la concejala de Cultura, Susi Ferrer, y los integrantes de la corporación municipal, que acompañaron a José Luis Alabarta, agradeciendo que comparta con todos los torrentinos y torrentinas “su pasión y dedicación por la música y parte de su trabajo que durante estos años ha conseguido alcanzar una inigualable colección”.

 

Entre los discos exhibidos destacan grandes trabajos tan destacados que incluyen grabaciones realizadas por Capella de Ministrers y Perico Sambeat, saxofonista de jazz español que tiene una reconocida labor como compositor y arreglista. Por otro lado, la exposición cuenta con obras de de Gustavo Gimeno, director de orquesta y antes solista, músico de cámara y profesor, que es muy reconocido a nivel mundial como un joven director.

 

La muestra puede visitarse durante todo el periodo navideño hasta el día 5 de enero de 2020. 

 

 

Informa Nou Horta. Torrent

Publicado en Torrent

“Los músicos son muy exigentes porque son perfeccionistas, y para hacerlo perfecto tienen que exigirse mucho. También tienen un umbral de frustración bajo, si unimos todo esto se desencadena mucho sufrimiento, que puede generar en ansiedad, explica Guillermo Dalia, psicólogo clínico en la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas del Hospital de Manises y autor de varios libros relacionados con la psicología y la música.  Y es que aquellas personas cuyas acciones tienen una repercusión hacia otros son los que pueden provocar mucha autoexigencia.

 

“Van a ser comportamientos evaluables y calificables por los demás, por lo tanto estas personas tienen más probabilidad de desarrollar conductas negativas de autoexigencia excesiva. Los músicos desde bien pequeños ofrecen sus logros a los demás en exámenes, audiciones, conciertos…, muestran lo que están consiguiendo o avanzando en los estudios, y esto puede llegar a presionar al músico desde edades tempranas”, indica Guillermo Dalia.

 

Para gestionarlas, lo primero que hay que hacer es evaluar qué tipo de conductas son negativas y cómo se expresa esa autoexigencia, analizar cuáles son los mantenedores de esa conducta para luego poder intervenir en ella. En esta línea el especialista del Hospital de Manises comenta que “hay que aprender estrategias para tener conductas más flexibles, aprender a tolerar el error, la crítica, el fallo, el fracaso… algo que los músicos suelen llevar muy mal  porque sobre todo nadie les ha enseñado a hacerlo. Deben aprender a relativizar lo que ocurre, a no hacer trascendente y muy importante un concierto o audición. Aprender a no evaluarse continuamente, con cada concierto, cada clase, cada estudio”.

 

Para ello, se puede recurrir a técnicas para la preparación mental como relajación aplicada o técnicas de visualización. También algunas terapias cognitivas como la de Albert Ellis son muy eficaces para poder reducir y controlar las emociones descontroladas que sufren la mayoría de los músicos. “En líneas generales estas consisten en que no nos alteramos por los hechos en sí, sino por lo que pensamos de ellos. Así que, antes de salir al escenario o a la hora de ensayar hay que tener presente aquello a lo que se enfrenta cada intérprete”, subraya Guillermo Dalia.

 

Signos de alarma

A la hora de hablar de los signos de alarma, el psicólogo de la Unidad explica que en muchas ocasiones los primeros signos llegan con el dolor físico de una lesión corporal, por lo que es importante evitar llegar a esta situación. “Para ello, es importante limitar el tiempo de estudio y obligarse a realizar pausas, así como realizar un trabajo mental para decirse que las cosas no están saliendo bien porque estamos en fase de estudio, lo que es algo normal y lógico”, destaca el doctor Dalia.

 

 También podemos ver como signo de alarma si nos influye mucho el resultado de un concierto o audición tanto en negativo como positivo. “De hecho, no se puede estar varios días tristes por fallar algunas notas en una audición, como alegrarnos muchísimo por haberlo realizado bien”, apunta.

 

Y es que la autoexigencia puede arruinar tanto la vida profesional del músico como su calidad de vida personal. La excesiva autoexigencia lleva en una primera parte a sufrir ansiedad, miedo, tensión, agobio, mucho estudio, etc. También lesiones físicas importantes por estar muchas horas estudiando, y frustración y depresión al ver que no se consiguen los objetivos que presenta la exigencia.

 

 

Unidad pionera

La Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas, un centro único en la red de hospitales públicos de la Generalitat Valenciana, en la que un equipo especializado en medicina de la música trabaja por responder a las necesidades sanitarias más comunes entre los artistas para ofrecerles una solución especialmente adaptada a las demandas de su sector profesional.  

 

Dada la extensa tradición musical de bandas de música en la Comunitat Valenciana, el Departamento de Salud de Manises consideraba necesario la creación de una unidad integral focalizada en tratar las dolencias de los músicos de una manera técnica, debido a la creciente demanda. En la Unidad de Medicina de la Música se recibe todo tipo de perfiles, desde cantantes jóvenes hasta músicos consagrados que vienen a tratarse porque saben que aquí se les ofrece una atención estudiada según cada caso. 

 

Gracias a la Unidad, el centro ha sido capaz de ofrecer sesiones de diagnóstico, prevención y tratamiento a decenas de usuarios que ya han pasado por el servicio. En la primera fase de diagnóstico y valoración médica se realizan pruebas físicas exploratorias, además de estudiar la nutrición y la psicología del paciente, proporcionándole pautas de reeducación postural, ergonomía y control de las emociones.

 

Actualmente, la unidad cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales procedentes de distintos departamentos del Hospital, entre los que se encuentran médicos rehabilitadores, traumatólogos, dermatólogos, neurólogos, psicólogos, otorrinolaringólogos, nutricionistas, alergólogos, logopedas o fisioterapeutas.

 

 

Informa Nou Horta. Salud

 

Publicado en Salud

75 músicos de la Banda y la Orquesta del Conservatorio de Moncada han visitado el Hospital de Manises para conocer la Unidad de la Música y las Artes Escénicas, un centro único en la red de hospitales públicos de la Generalitat Valenciana, en la que un equipo especializado en medicina de la música trabaja por responder a las necesidades sanitarias más comunes entre los artistas para ofrecerles una solución especialmente adaptada a las demandas de su sector profesional.  Los responsables de la Unidad, encabezados por la doctora Pilar Román, han explicado el funcionamiento de la misma y las principales patologías entre los profesionales de la música.

 

La unidad cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales procedentes de distintos departamentos del Hospital, entre los que se encuentran médicos rehabilitadores, traumatólogos, dermatólogos, neurólogos, psicólogos, otorrinolaringólogos, nutricionistas, alergólogos, logopedas o fisioterapeutas. Al finalizar la presentación, los músicos han realizado un concierto en el Hall del Hospital de Manises.

 

 

Informa Nou Horta. Manises

 

 

Publicado en Manises

Las bandas de música torrentinas celebraron el pasado fin de semana sus actos de presentación de nuevos músicos con motivo de la festividad de Santa Cecilia

La banda del Círculo Católico celebró el pasado sábado en el ayuntamiento la tradicional recepción de los nuevos músicos. Un acto en que el alcalde Jesús Ros dio la enhorabuena a los nuevos miembros de la banda que tras la recepción acudieron en pasacalle hasta la parroquia de San José donde celebraron la misa en honor a Santa Cecilia

Por otro lado, la Unió Musical de Torrent presentó a sus nuevos músicos en el concierto extraordinario de Santa Cecilia celebrado en el Auditori donde también quiso estar el alcalde Jesús Ros acompañando a la banda. Este acto sirvió de pistoletazo de salida a la Semana Musical que estos días celebra la UMT.

 

Informa Nou Horta. Torrent

Publicado en Torrent

Cuando una persona pasa muchas horas practicando una actividad se somete a diferentes posturas que le pueden acarrear molestias que pueden derivar en lesiones que le impidan seguir realizándola. Los profesionales de la música, especialmente los que tocan un instrumento, son uno de los colectivos con más riesgo de sufrir este tipo de patologías ya que pasan muchas horas en una posición antinatural y prolongada, realizando movimientos simultáneos de pies y brazos, con una gran exigencia postural e inestabilidad esquelética.

Lesiones musculares de la boca en los trompetistas, problemas cervicales en las saxofonistas o los violinistas, traumatismos en los dedos en las flautistas, lesiones de muñeca en los guitarristas o problemas lumbares y dorsales en las pianistas son algunas de las patologías que padecen el 70% de los profesionales de la música que tocan algún instrumento a lo largo de su carrera. Un tipo de lesiones que se pueden evitar si se tiene unos conocimientos posturales y ergonómicos que se adquieren desde niños cuando se comienza a iniciarse en la música.

La doctora Pilar Román, jefe de Servicio de Rehabilitación y Coordinadora de la Unidad de Medicina de la Música explica que “en la Comunidad Valenciana existe una gran tradición musical en niños y niñas que se inician desde muy temprano en el uso de instrumentos, solfeo o técnicas vocales. Esta formación tiene que complementarse con conocimientos posturales para adquirir desde el inicio unos hábitos, acorde a cada instrumento, para que los profesionales de la música puedan evitar lesiones de carácter musculoesqueléticas".

Por ello, la Unidad de la Música y las Artes Escénicas del Hospital, en colaboración con la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana, ha iniciado este mes un curso dirigido a profesores de conservatorio y escuelas de música para que adquieran los conocimientos necesarios para conocer cuál es la postura adecuada que permita un mayor confort en el músico y contribuya a la prevención de lesiones. 

En el curso se van a dar conocimientos que abarcan desde nociones de anatomía, respiración, detección precoz de deformidades del raquis, posturas específicas en los músicos, ergonomía aplicada a la actividad musical o relajación postural que estarán acompañadas de sesiones prácticas para ejercitar este conocimiento. “La prevención es fundamental para evitar muchas de estas dolencias y poder corregirlas a tiempo. De hecho, las lesiones del sistema músculo-esquelético producidas por el uso de los instrumentos musicales suelen iniciarse con síntomas poco perceptibles, que por falta de atención o de un correcto diagnóstico acaban cronificándose o dificultando el tratamiento”, indica Pilar Román. 

El Hospital de Manises ha puesto en marcha la Unidad de Medicina de la Música y las Artes Escénicas, un servicio pionero y único en la red de hospitales públicos de la Generalitat Valenciana, en la que un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios expertos en medicina de la música procedentes de distintos departamentos, entre los que se encuentran médicos rehabilitadores, traumatólogos, dermatólogos, alergólogos, psicólogos, oftalmólogos, neurofisiólogos o fisioterapeutas. 

 

 

Informa Nou Horta. Salud

Publicado en Salud

Ambos estaban nerviosos, expectantes, abrumados, como ellos mismos confesaron. Pablo González Balaguer y Manuel Morcillo García recibían ayer el reconocimiento de su pueblo, Burjassot que, con un acto emotivo y sencillo, pero cargado de sentimiento y de fuerza, ha reconocido su trayectoria musical.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento acogía este acto con el que el Consistorio y la Agrupación Musical Los Silos, nexo de unión de ambos músicos, han querido reconocer el saber hacer musical de Pablo y de Manuel.

Un saber hacer que les ha llevado a ganar, en 2017, diferentes galardones musicales: Pablo se proclamaba ganador del Primer Certamen de Solistas de la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana mientras que Manuel, con su obra Dasein, concierto para tuba y orquesta de viento, se alzaba con el Segundo Premio Nacional de Composición  organizado por la Asociación Española de Tubas y Bombardinos.

Emocionados, no faltaron las palabras de ambos galardonados, arropados por sus familias, amigos, por componentes de la Agrupación Musical Los Silos, encabezada por su Presidenta Rosa Blasco, y por diferentes representantes de la Corporación Municipal, entre los que no podía faltar el Alcalde de Burjassot, Rafa García, encargado de darles las placas en recuerdo de este día tan especial y que destacó “el orgullo que supone para nuestra ciudad contar con dos vecinos como Pablo y Manuel, con tan alta calidad artística y humana”.

 

 Informa Nou Horta. Burjassot

Publicado en Burjassot

El músico valenciano Toni Cotolí dirige una nueva edición del Curso Internacional Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia, del 25 al 30 de julio en Valencia, enfocado a ayudar a superar lesiones físicas a guitarristas a través de una metodología que Cotolí desarrolló para superar una lesión que le incapacitó para tocar durante 2006.

Cotolí sufrió un accidente doméstico que le ocasionó una lesión en la mano izquierda unas semanas previas a una serie de conciertos en Estados Unidos y España y en plena grabación de su segundo disco de estudio. “Al no recuperarme adecuadamente de mi lesión y continuar con mi intensa actividad musical, a los meses se originó una tendinitis aguda, combinada posteriormente con una atrofia de los músculos del brazo”, afirma el músico valenciano.

El único tratamiento médico que el sistema sanitario español da en casos de una lesión de este tipo son antiinflamatorios que se limitan a enmascaran de manera temporal el dolor, sin tratar de raíz el problema.

En mi caso, “tuve que recurrir a un fisioterapeuta especializado en atletas de élite y fue ahí cuando gracias a masajes focalizados en la zona de mi lesión, y a ejercicios específicos y programados, comencé a tener una recuperación con la que progresivamente recuperé masa muscular y la capacidad para retomar mi carrera como guitarrista”, recalca Cotolí.

Por otra parte, el sistema nervioso del guitarrista también fue afectado y, pese a que la lesión se había curado, el cerebro seguía percibiendo el problema como una lesión fantasma. Cotolí tuvo que recurrir, después de meses de investigación y de contactar con músicos que habían sufrido sus mismas dolencias, a la terapia del dolor, que consiste en una serie de estiramientos para regularizar todos los nervios que van desde las extremidades hasta el cerebro.

Según Cotolí, los músicos están sometidos a esfuerzos mantenidos en el tiempo, repetitivos y sin evaluación previa de las bases ergonómicas en que desarrolla su actividad, la suma de riesgos laborales puede desembocar a medio o largo plazo en enfermedades que al comienzo causan dolor y con el tiempo incapacidad parcial y total para ejercer la profesión.

Cotolí afirma, “con la ayuda del Maestro Ricardo Gallen aprendí a entender mejor la música, su articulación, su lenguaje, y a relajar mi cuerpo durante la ejecución musical. De esta manera empecé a tocar mucho más suelto y con menos tensiones”

“Los músicos deberíamos tener reconocidas las patologías laborales que se derivan de nuestra profesión para poder acceder a tratamientos específicos porque cuando sufrimos una lesión, como me pasó a mí, acabamos afrontándola solos y sin ninguna ayuda y de ahí la necesidad y razón de que naciera el Curso Internacional Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia”, remarca Cotolí.

 

Curso Internacional Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia

La VIII edición del Curso Internacional Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia, impartida por los guitarristas de élite Ricardo Gallén, Toni Cotolí y Diego Corraliza, con la colaboración del centro 'Sanat Fisioterapeutas' que ofrece atención médica inmediata, dando herramientas para la rehabilitación diaria, aportando formación para evitar cualquier tipo de lesión y ofreciendo un método de trabajo tanto musical como físico, creando una metodología personalizada para resolver los problemas que puedan surgir de la práctica musical.

Los fisioterapeutas encargados de la parte médica del curso Joaquín Mollà y Mercedes Cotolí, del centro 'Sanat Fisioterapeutas', trabajan la ergonomía, el control motor, la percepción somatosensorial, calentamiento, estiramientos y pilates para músicos. "La preparación física es muy importante en un músico, pues éstos basan su interpretación en la repetición de movimientos sutiles. Se necesita una buena ejecución del movimiento, resistencia y elasticidad de los músculos", recalcan los expertos sanitarios.

La pasada edición del Curso Internacional Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia congregó a tres decenas de artistas nacionales e internacionales, además de estudiantes de guitarra a punto de finalizar sus carreras musicales, que formaron parte del único curso dedicado a mejorar la técnica de interpretación de guitarra clásica, no solo desde el punto de vista técnico, sino también desde el control y percepción de los músculos para corregir dolencias musculares y evitar lesiones, además de la preparación psicológica en el escenario.

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia