La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Torrent, de 29 años, de origen español, como presunto autor del delito de amenazas, tras sorprenderlo corriendo tras un coche con un bate de beisbol en la mano y amenazando de muerte al ocupante. Al parecer también había amenazado a su hermano en la puerta del local que regentan.

 

Los hechos ocurrieron sobre la una de la madrugada cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091, para que se dirigieran a la plaza de la Libertad de Torrent, donde al parecer un hombre estaba amenazando de muerte a otro. 

 

Rápidamente la patrulla acudió al lugar, y en el trayecto, muy cerca de la calle indicada, observaron a un hombre gritando y con un bate de beisbol en la mano, persiguiendo a un vehículo. En el momento que el sospechoso se percató de la presencia policial, tiró el bate y cesó su persecución, por lo que los agentes lo interceptaron.

 

Los policías averiguaron que momentos antes el sospechoso se había presentado en el bar que regentaban el perseguido y su hermano, comenzando a amenazarlos de muerte, teniendo que huir uno de ellos en su coche ya que, al parecer, intentó darle alcance en un estado de agresividad desmesurado, siendo perseguido hasta la llegada de los agentes. 

 

Finalmente, tras los hechos y las manifestaciones del sospecho que ante los agentes gritó “esto no se quedará así”, “nadie se ríe de mí, esto no puede quedar así”, los policías lo detuvieron como presunto autor de un delito de amenazas graves.

 

El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

 

Informa Nou Horta. Torrent

Publicado en Sucesos

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una plantación de marihuana en un chalet de Torrent y han detenido a tres personas, una mujer y dos hombres, de entre 24 y 30 años, de origen albanés, como presuntos autores de los delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y falsificación de documentos. Los policías realizaron un registro donde intervinieron 885 plantas de, al parecer, marihuana en su última fase de cultivo, 1.040 plantones de marihuana, 1.000 macetas con plantones sin germinar, 715 euros, 26 ventiladores, 72 transformadores eléctricos, 70 lámparas.

 

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de la posible existencia de un laboratorio de cultivo de, al parecer, marihuana en el interior de un chalet de Torrent.

 

Durante las investigaciones, los agentes establecieron diversos dispositivos de vigilancia, observando que los moradores de la vivienda, una mujer y dos hombres, solamente salían de ésta en coche.

 

En el transcurso de los dispositivos de vigilancia, los policías observaron que al chalet llegaban otros coches y al parecer realizaban intercambios de útiles con fines para el cultivo de la marihuana, como tubos de plástico blancos y paneles aislantes plateados.

 

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes entraron al chalet donde detuvieron a los moradores y desmantelaron una plantación de marihuana interviniendo lo arriba citado.

 

Los policías averiguaron que los ahora detenidos se encontraban en régimen de alquiler y que para elaborar el contrato de arrendamiento habrían aportado  como documentos de identificación unas cartas de identidad italianas al parecer falsas.

 

Los detenidos, sin antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión.

 

Informa Nou Horta. Torrent

 

Publicado en Torrent

Agentes de la Policía Nacional han detenido ayer en Valencia a una mujer y cuatro hombres, de entre 34 y 41 años, de origen español, como presuntos autores los hombres de un delito de detención ilegal y la mujer como presunta autora de un delito de hurto, tras al parecer retener a la mujer ahora detenida en un domicilio de Valencia para que devolviese los 8.000 euros que le había sustraído a los padres de dos de ellos aprovechando que realizaba labores de limpieza en el domicilio de los mismos. Los agentes intervinieron a uno de los arrestados una navaja de grandes dimensiones y a la mujer un teléfono móvil y 500 euros, que era lo único que le quedaba de los 8.000 euros. Dos de los ahora detenidos eran los hijos del matrimonio al que le habían sustraído el dinero y los otros dos eran conocidos de éstos.

Las investigaciones se iniciaron sobre las once y media de la mañana de ayer al tener conocimiento los agentes que un hombre había recibido momentos antes una llamada telefónica que le comunicaba que su mujer estaba secuestrada en uno de los domicilios en los que limpiaba, por dos hombres que al parecer la acusaban de haber sustraído unos 8.000 euros. Para ser liberada debía entregar los 8.000 euros.

Inmediatamente, los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia y localizaron en el lugar concertado a dos hombres que tras identificarse como policías les realizaron un cacheo superficial, interviniéndole a uno de ellos una navaja de grandes dimensiones, por lo que tras realizar las averiguaciones oportunas fueron detenidos como presuntos autores de un delito de detención ilegal. Los policías averiguaron que la mujer se encontraba en ese momento retenida en un domicilio en el que trabajaba.

Seguidamente, los agentes se dirigieron al domicilio donde localizaron a la mujer en perfecto estado, y a dos hombres, que tras realizar las comprobaciones correspondientes fueron detenidos como presuntos autores de un delito de detención ilegal. La mujer fue detenida como presunta autora de un delito de hurto y le intervinieron un teléfono móvil y 500 euros que parece ser era lo que le quedaba de los 8.000 que supuestamente había sustraído.

Parece ser  que el miércoles anterior la mujer había encontrado 8.000 euros en un cajón y se los había apropiado, motivo por el que ayer había mantenido una discusión con los hijos de los propietarios que la tenían retenida, así como que éstos habían llamado a su marido para reclamarle la deuda. 

Los detenidos, dos con antecedentes policiales, han pasado en el día de hoy a disposición judicial.

 

Informa Nou Horta. València

Publicado en Valencia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a una mujer de 33 años, de origen venezolano, como presunta autora de un delito de usurpación de fluido eléctrico y daños, tras al parecer engancharse al cableado del alumbrado público lo que provocó un cortocircuito que derivó en un incendio, causando daños en la fachada, en vehículos y dejando sin suministro de telefonía e Internet a unos 3.500 usuarios de la zona. 

Las investigaciones se iniciaron el 12 de abril al tener conocimiento los policías que se había producido un incendio en una farola de alumbrado público anclada a un edificio en el distrito de Exposición de Valencia, siendo su origen una caja de cableado situada a unos metros de la farola. 

Esta caja al parecer había sido manipulada, utilizando para ello lo que se conoce como “petaca”; de modo que se conecta al fluido eléctrico e Internet de forma fraudulenta, lo que produjo un cortocircuito que derivó en el incendio de la red eléctrica y de telefonía, provocando daños en la farola, fachada del edificio y vehículos cercanos, valorados en unos 20.000 euros en una primera estimación, además de dejar sin conexión de telefonía e Internet a un total de 3.500 usuarios de la zona.

Durante las investigaciones los policías localizaron el domicilio “enganchado” al parecer de forma fraudulenta a la red,  así como averiguaron la identidad del responsable del inmueble, una mujer de 33 años, de origen venezolano, que con esta instalación le permitía obtener electricidad e Internet de forma ilícita. 

Los policías tras localizar a la sospechosa fue detenida por un presunto delito de usurpación de fluido eléctrico y daños.

La detenida, sin antecedentes policiales, fue puesta en libertad tras prestar declaración, siendo advertida de la obligación de acudir ante la autoridad judicial cuando sea requerida para ello.

 

Informa Nou Horta. Valencia

Publicado en Valencia