El político y de la democracia

Jueves, 18 Diciembre 2014 01:00 Escrito por  Publicado en Opinión política Visto 1539 veces

Cada vez que se les pregunta a  los ciudadanos españoles qué piensan sobre los políticos, la respuesta, casi siempre, es la misma: son unos ladrones y unos interesados. Entonces, ¿qué ha llevado a que una serie de políticos hayan pervertido esta profesión, convirtiendo la profesión del político en la peste de las profesiones? La codicia y sus propios intereses son la respuesta, el centrarse en su propio yo y dejando de lado a los que realmente importan, los ciudadanos.

La sociedad española pertenece a una de las democracias más jóvenes dentro de los países occidentales. Somos uno de los países donde la democracia ha tenido un peso más importante, ya que ha sido más que deseada por la mayoría de los ciudadanos. La democracia viene de la unión de dos palabras griegas: “demos” (pueblo) y “krátos” (poder, soberanía). Ahora bien, ¿qué está pasando con nuestra querida democracia? Nuestra querida democracia se está viendo amenazada por esa clase de políticos que hacen de la política su propia casa, donde su toma de decisiones no tiene como base lo realmente importante, el bienestar de los ciudadanos. Llegados a este punto, ¿qué se puede hacer para cambiar esto? No hay un decálogo de soluciones para poder recuperar el conceptopuro de democracia (“demos” y “krátos”), pero sí se podrían aplicar una serie de medidas para poder recuperarlo. Por ejemplo: el endurecimiento de penas a los políticos que realizan actos ilegales, punibles por la ley; referéndums sobre aquellos aspectos que sean de vital importancia para los ciudadanos, y que en último lugar afecten a éstos; acercamiento constante de los políticos hacia los ciudadanos para saber de primera mano qué pide el pueblo; un compromiso total con el cargo que ostentan, dejando de lado todo aquello que pueda dificultar la buena tarea del político (servir al ciudadano).

Durante estos años, la política ha sido, junto con la constitución española, un pilar fundamental para asentar la democracia y poder reafirmar las bases de ésta. Por esta razón, desde aquí hago un llamamiento para que los ciudadanos más que nunca se interesen por la tan querida democracia, y confíen en los políticos que realmente ejercen de buena manera su profesión, anteponiendo el interés general al particular.

Fco. Javier Matoses de los Dolores es Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración

Modificado por última vez en Lunes, 22 Diciembre 2014 09:53

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.