La Fundació Horta Sud presenta 13 propuestas para que las Administraciones públicas apoyen al movimiento asociativo

Miércoles, 20 Mayo 2020 12:19 Escrito por  Fundació Horta Sud Publicado en Comarca Visto 41 veces

Durante la crisis sanitaria de la COVID-19 las asociaciones hemos sido capaces de identificar aquellas necesidades de la población que no estaban siendo cubiertas y las hemos atendido, dando ayuda en la proximidad y en la cotidianidad. Las asociaciones hemos desarrollado fórmulas innovadoras para reorientar nuestra actividad ante las dificultades y hemos ideado diferentes formas de actuar durante el confinamiento, sin dejar de atender a las personas más vulnerables o de paliar la situación de crisis sanitaria y social. Hemos puesto en marcha nuestras redes vecinales y de apoyo mutuo que han cubierto una amplia gama de necesidades a diferentes colectivos, como personas con diversidad funcional, personas mayores, personas con necesidades básicas, niños y niñas y población en general.


Acompañamiento telefónico, lectura de libros o, simplemente, apoyo emocional; realización de talleres; acciones para asegurar la alimentación (ayuda a la compra, bancos de alimentos, etc.); ayuda en los cuidados, entretenimiento y apoyo al estudio de los más pequeños; ayuda para el abastecimiento de medicamentos, bajar la basura o pasear perros; colaboración en la identificación de casos de desatención sanitaria, social y de violencia de género; ofrecimiento de asesoría legal a otras asociaciones; confección de mascarillas y otras complementos de protección; compartir wifi, etc. Son algunas de las acciones que hemos hecho. La sociedad también nos necesitaba en estos momentos difíciles y hemos respondido. En la página web de la Fundació Horta Sud hay una muestra de estas iniciativas: #AraMesQueMai.


Pese a todo, no es fácil que la Administración Pública reconozca nuestra tarea como un servicio esencial que nace del mismo movimiento asociativo. Tampoco es fácil que la administración nos considere un sector con el cual hay que coordinarse para planificar la recuperación. Y continúa sin considerar al movimiento asociativo como un sector generador de trabajo, a pesar de que los estudios hechos por distintas entidades y universidades demuestran que será el sector que más ocupación genere en el futuro.


Solo desde la solidaridad colectiva reconstruiremos socialmente nuestros barrios, pueblos y ciudades. Para ello necesitaremos todo el capital humano y la inteligencia de la cual disponemos. Y, en este sentido, el movimiento asociativo tiene un papel fundamental porque más del 40% de la población pertenece a una asociación. Necesitaremos reencontrarnos, sentir que pertenecemos a una comunidad o a un grupo. Necesitaremos celebrar, festejar, compartir, discutir, ilusionarnos con nuestros proyectos colectivos, trabajar nuestras frustraciones y miedos, apasionarnos con nuestras actividades y rituales, ayudar a los demás y cambiar la devastadora realidad desde bajo.


El gran capital social y la inteligencia colectiva del movimiento asociativo no lo podemos despreciar porque lo necesitamos. Atendemos la mayor parte del trabajo en la atención a los colectivos más vulnerables y sostenemos prácticamente toda la actividad deportiva, musical, de ocio y tiempo libre, extraescolar... Las asociaciones somos capaces de organizar las Fallas, Gaiatas, Hogueras, Ferias, la Semana Santa, las fiestas de los municipios, etc. Son, sobre todo, capaces de mantener la vida social de los municipios.


Todo esto en un contexto de crisis social y económica que reclamará una reorientación de los recursos y presupuestos de todas las Administraciones públicas: local, autonómica, estatal y europea.


En esta línea, presentamos las siguientes propuestas para las Administraciones públicas respecto a las asociaciones:

 

Somos un servicio comunitario esencial
1. Declaración institucional por parte de las Administraciones públicas en la que se reconozca el trabajo que hacen las asociaciones como un “servicio comunitario esencial” que mejora la vida de las personas y da vida a los municipios. Las asociaciones son agentes fundamentales para la transformación social, la construcción del interés general, la solidaridad y el fomento de la convivencia.


Reconocer el espíritu de la Ley Orgánica 1/2002, reguladora del Derecho de Asociación.


Administración: Todas las Administraciones.

 

Generamos economía
2. Ayudas a la contratación de personal para reforzar las estructuras de las asociaciones, para que puedan hacer frente a los desafíos que esta crisis sanitaria y social ha supuesto.


Administración: Dirección General de Participación Ciudadana de la GVA.

 

Generamos ocupación
3. Que se incluya al movimiento asociativo dentro de las medidas de apoyo como sector generador de ocupación del mismo modo que a otros sectores productivos, puesto que las asociaciones generan en la comarca de l'Horta Surd más de 3.000 puestos de trabajo directos.


Administración: Dirección General de LABORA - Servicio Valenciano de Ocupación y Formación de la GVA.

 

Necesarias para la construcción de la comunidad
4. Que se tengan en cuenta las propuestas pensadas y elaboradas desde hace tiempos por el tejido asociativo: movilidad sostenible, transporte público, protección de l'Horta, Parques Naturales, corredores verdes, propuestas urbanísticas y sociales, etc. Que las asociaciones forman parte de los gabinetes de coordinación con los ayuntamientos para la reconstrucción de la comarca y la vida social.


Cogovernanza multinivel y alianzas - Objetivo 10 de la Agenda Urbana 2030.


Administración: Todas las Administraciones.

 

Fundamentales para reducir la brecha digital
5. Convocatoria de ayudas para la transformación digital y la adquisición de material informático, dando cumplimiento así en el Artículo 8 de la Ley de Asociaciones de la Comunidad Valenciana, en el que se dice: “La Generalitat adoptará medidas y programas específicos para facilitar la informatización de las asociaciones valencianas, la renovación tecnológica de sus equipos, terminales y programas y la presencia en las redes de comunicación y, especialmente, en Internet”.


Administración: Dirección General de Participación Ciudadana y Dirección General de Tecnologías de la Información y Comunicación de la GVA.

 

Gestión cívica
6. Que se contemple el valor añadido de las entidades no lucrativas en los contratos de licitación pública de gestión de servicios o espacios para la ciudadanía, mediante la gestión cívica.


Administración: Todas las Administraciones.

 

Gestionamos espacios socioculturales abiertos a la ciudadanía
7. Que se publique una convocatoria de ayudas para el mantenimiento de los locales de las asociaciones, como es el caso de los locales socioculturales y de participación, que fomentan la creación de tejido social, mejoran las relaciones entre las personas, establecen lazos afectivos y, por lo tanto, mejoran la calidad de la convivencia.


Administración: Dirección General de Participación Ciudadana de la GVA.

 

Lo público no es solo lo que se hace desde las instituciones públicas
8. La administración, más que hacer, tiene que ayudar a hacer a la sociedad civil organizada. Más que ofrecer una oferta de actividades de tiempo libre, tiene que promover que la hagan las asociaciones. Más que hacer participación, tiene que promover que las asociaciones sean más conscientes de las necesidades del entorno, que sean autónomas y críticas.


Principio de subsidiariedad en el que se sustenta la Unión Europea.


Administración: Todas las Administraciones.

 

Organizamos la práctica totalidad de las actividades socioculturales de nuestros municipios y multiplicamos por 3 los recursos públicos
9. Aumentar las partidas presupuestarias para financiar la actividad sociocultural que organiza el tejido asociativo. Hay que reconocer que la gran mayoría de la actividad sociocultural de los municipios, sobre todo por las tardes y los fines de semana, es posible gracias a las asociaciones.


Administración: Todas las Administraciones.

 

Necesitamos estabilidad financiera
10. La firma de convenios plurianuales con las asociaciones para la gestión de proyectos y servicios públicos da estabilidad a los procesos de educación en la participación. Hay que reconocer la tarea de las asociaciones y hacer a la ciudadanía corresponsable con su ciudad.


Administración: Todas la Administraciones.

 

Necesitamos formación
11. Fortalecer el tejido asociativo de nuestros municipios. Poner en marcha la Escuela de Asociaciones y acompañamiento a las asociaciones para fortalecer sus estructuras y mejorar la eficacia de su acción.


Administración: Ayuntamientos.

 

Evaluación del impacto
12. Evaluar el impacto de las asociaciones en el municipio. Contar con esta información permitirá a las Administraciones conocer lo que aportan las asociaciones en el municipio: actividades, puestos de trabajo, resolución de problemas... Es una metodología que permite comprender que todo lo que hacen las asociaciones es un servicio público para la ciudadanía que merece el apoyo de los ayuntamientos, ya sea acompañando, otorgando subvenciones, cediendo espacios, etc.


Administración: Ayuntamientos.

 

Simplificar la burocracia
13. Desde la Fundació Horta Sud nos comprometemos a elaborar una propuesta integral para reducir el nivel de carga burocrática en la relación entre los consistorios y el tejido asociativo de sus municipios. Quedamos a disposición de los ayuntamientos que nos lo piden.


Administración: Ayuntamientos.

Modificado por última vez en Miércoles, 20 Mayo 2020 12:21

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.