Alaquàs, Aldaia, Picassent, Quart de Poblet y la Mancomunidad se adhieren al Pacte Horta Sud

Martes, 02 Junio 2020 11:17 Escrito por  Fundació Horta Sud Publicado en Comarca Visto 44 veces
Valora la noticia
(0 votos)

El manifiesto del Pacte Horta Sud pretende establecer las bases para la reconstrucción de la comarca una vez haya pasado la actual crisis provocada por el coronavirus. El pacto se ha presentado por registro de entrada en todos los ayuntamientos de la comarca y, hasta el momento, ya se han adherido los municipios de Alaquàs, Aldaia, Picassent, Quart de Poblet y la Mancomunidad de l’Horta Sud, así como más de 250 personas y 70 entidades ciudadanas, económicas y culturales de la comarca. Desde la Fundació Horta Sud esperamos que el resto de consistorios también se sumen al pacto.


El tejido asociativo de la comarca de l'Horta Sud ya ha pasado a la acción. Desde el inicio de la crisis, las asociaciones están haciendo propuestas a las instituciones públicas en materia de movilidad sostenible, transporte público, reactivación de la economía, impulso del comercio local y, sobre todo, para reivindicar unas ciudades más humanas y sostenibles. Es el momento de recuperar el espacio público, de conectar el Parque Natural del Turia con el de la Albufera, de limpiar y hacer una red de barrancos que conecten los municipios y que sean un espacio natural, no vertederos. También hay que proteger la huerta, incrementar las zonas verdes, conectar todos los municipios con carril bici, plantar más árboles, impulsar la transición energética o reforzar los sistemas de salud pública. Las personas tienen que estar en el centro de la reconstrucción, todo ello sin olvidar que la crisis climática ya está aquí y no tiene vacuna.


Se puede salir de esta pandemia mejorando nuestra comarca. Hará falta coordinación, consenso y voluntad política, la sociedad lo está reclamando. La política tendrá que estar a la altura, no podemos continuar como estábamos hasta ahora, ha llegado el momento de transformar la realidad, no solo de gestionarla. Los primeros ayuntamientos democráticos se caracterizaron por su voluntad pedagógica a la hora de promover el cambio social, construyeron unos municipios con la comunidad. Actualmente tenemos una administración tremendamente garantista, llena de procesos y de burocracia, que ha perdido la voluntad de hacer pedagogía y de transformar la realidad. Hará falta que tanto los profesionales de la Administración pública como la clase política recuperan la voluntad transformadora, la pedagogía y la comunidad. Pedimos generosidad y responsabilidad a todas las partes.


En cualquier caso, las asociaciones seguiremos presentando propuestas y estaremos en disposición de coordinar acciones con las Administraciones públicas, si bien hay que recordar que son las instituciones públicas las que tienen las competencias y el poder para hacerlo.


Los objetivos del Pacte Horta Sud
Las consecuencias de la pandemia y de la crisis económica probablemente perduren durante un tiempo que exigirá grandes sacrificios a toda la ciudadanía, apelemos a la solidaridad de ésta y no al fomento del odio y la división. Hay que huir tanto de extremar los miedos como de despreciar ni una coma los peligros, que ahora se atajan con el esfuerzo inmenso por parte del personal sanitario y otros grupos de servidores públicos y con la responsabilidad de todas las personas.


Esta recuperación se hará en varias escalas territoriales e institucionales, pero la escala local es muy importante: es en los pueblos y ciudades donde sucede la vida, donde se percibirán directamente los efectos más dramáticos e, igualmente, las mejores muestras de solidaridad. L'Horta Sud tiene que ser consciente de esto para asumir su cuota de compromiso y para organizar el civismo que ayude a soportar los problemas e imaginar soluciones de futuro.


Hace muchas décadas que no nos enfrentábamos a un desafío como éste, pero disponemos del capital humano, la inteligencia colectiva, el conocimiento y las infraestructuras como para no rendirse: democráticamente venceremos en esta apuesta.


Siendo una característica esencial de las sociedades abiertas la crítica, no es éste el momento de extremarla ni de pretender obtener ventajas de la situación. La templanza, la renuncia al insulto cruzado y a la polarización en la expresión de las ideas, es un deber hacia las víctimas, con quienes luchan para salvarlas y con la convivencia ciudadana. La opacidad de las actuaciones no es una opción, la sobredimensión espectacular de los problemas y del dolor, tampoco. Todos sentimos temor: es misión de las redes cívicas ayudar a mantener la templanza desviando la lógica preocupación hacia tareas positivas y reducir el impacto del temor sobre el espacio público.


L'Horta Sud tiene que prepararse para alteraciones muy profundas en su estructura productiva y en aspectos tradicionales y consolidados de su economía. Todos estamos llamados a intentar definir una economía más sostenible y unos modelos de recuperación que minimicen la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de entidades sociales, pequeñas y medias empresas. La adopción de medidas urgentes e inaplazables tiene que ser compatible con la apertura de un diálogo social que evalúe y defina las nuevas necesidades. Hará falta un auténtico pacto por la comarca para maximizar las energías disponibles y evitar la dispersión de esfuerzos.


La gestión de la crisis debe tener, como una de sus prioridades, reducir los impactos económicos negativos en aquellos grupos más vulnerables. Las instituciones y la solidaridad cívica tienen que atenderlos prioritariamente, en el ámbito local, con proyectos estables, públicamente definidos y con dotaciones presupuestarias claras. Y todo esto asegurando la participación de los sectores afectados y la planificación de políticas estables.


L'Horta Sud tiene una fuerte capacidad para generar redes de apoyo mutuo. Apelamos a los profesionales, técnicos, comunicadores, especialistas en varias materias y dirigentes sociales y universitarios para desarrollar redes de trabajo que colaboren con las instituciones públicas aportando ideas y experiencias de cooperación. Estas medidas de autoorganización serán básicas para regenerar el espacio público y la autoestima de la comarca en los próximos meses.


Éste es un problema de todas las personas y, entre todas, contribuiremos a vencer las dificultades. Imaginar el futuro es la mejor manera de superar lo peor del presente.

 

¿Cómo adherirse al Pacte Horta Sud?
La Fundació Horta Sud ha habilitado en su web una nueva sección con el contenido del pacto, así como dos formularios para que las personas y las entidades puedan adherirse al #PacteHortaSud.


Adherirse al Pacte Horta Sud: bit.ly/PacteHortaSud

Modificado por última vez en Martes, 02 Junio 2020 11:19