Los códigos QR en los restaurantes

Viernes, 19 Febrero 2021 10:47 Escrito por  Marián Aguilar Publicado en Zona Pyme Visto 349 veces
Valora la noticia
(0 votos)

Los códigos QR llevan años entre nosotros, pero la pandemia de COVID-19 los ha hecho más populares que nunca. Se utilizaban mucho, por ejemplo, para embarcar en un tren o un avión, y ahora mismo son un excelente aliado para prevenir el contagio, sobre todo para el sector de la hostelería y restauración.

 

Los códigos QR son similares a los códigos de barras, pero pueden almacenar mucha más información por lo que es posible utilizarlos para guardar desde una URL, a un archivo de texto o un contenido multimedia. El objetivo del código QR es conectar con los consumidores en tiempo real, de manera instantánea y evitando el contacto.

 

Para acceder a la información que proporciona un código QR simplemente hay que escanearlo con la cámara del móvil, teniendo una aplicación instalada de lector de Códigos QR (los smartphones nuevos prácticamente llevan incorporada dicha aplicación y únicamente capturando con la cámara bastaría).

 

Generarlos es muy sencillo, hay numerosas páginas en internet gratuitas para crearlos en unos pasos. Ofrecen bastantes opciones de personalización (color, tamaño, forma del marco, etc.). Si ya queremos opciones más avanzadas, existe planes de pago. Si tenemos la Carta en nuestra Web, únicamente tendríamos que copiar la URL, añadirla en la página del generador y se crearía la imagen con el Código QR, que posteriormente nos guardaríamos.

 

Si que sería imprescindible hacer pruebas antes de imprimirlo, y ver que nos lleva a la página correcta o nos descargar el elemento multimedia elegido.

 

Para funcionar, el restaurante solo tendría que incluir una pegatina o imagen del código QR generado en las mesas, o cualquier parte del local. Así de fácil.

 

Existen numerosas ventajas, la principal de ellas sería que el usuario puede acceder a la información que queremos mostrarle desde su smartphone sin necesidad de establecer ningún tipo de contacto con nada ni con nadie. Por lo que se elimina un elemento portador del virus y vector de contagio, como eran las cartas impresas.

 

Por otro lado, podemos cambiar productos o precios de la carta en el momento, y sin necesidad de imprimirlo en papel.

 

Marián Aguilar

Pincrea Diseño y Marketing, S.C.

Marketing Online

Miembro Grupo ACE

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.pincrea.es