aeccValencia: “El consejo principal es tener ‘sentido común’”

Viernes, 17 Julio 2015 12:24 Escrito por  Diana Gimeno Publicado en Entrevistas Visto 1572 veces
Valora la noticia
(0 votos)

Durante los días de verano nos gusta relajarnos, ir a la playa, tomar el sol, ir de vacaciones... Pero tenemos que tener muy en cuenta que una exposición solar inadecuada puede ser muy perjudicial para nuestra salud. 

Por ello, hemos querido entrevistar a la dermatóloga Sabrina Kindem Gómez para que nos informe sobre los riesgos que puede tener una exposición solar prolongada e inadecuada y cómo poder prevenirlos.

La Dra. Sabrina Kindem colabora con la Asociación Española Contra el Cáncer de Valencia (aeccValencia) en la Campaña de Prevención de Riesgos Solares desde el año 2011. Dentro de la dermatología, su principal estudio se centra en la enfermedad tumoral, de ahí que haya realizado colaboraciones en centros extranjeros para la investigación del cáncer de piel, como en la University of California en San Francisco (UCSF), durante el año 2014.

 

ENTREVISTA

¿En qué consiste vuestra asociación? ¿Cuántos años lleva vigente?

La Junta Asociada Provincial de Valencia de la Asociación Española Contra el Cáncer (aeccValencia) es una entidad de carácter benéfico que desarrolla su actividad, desde hace 60 años (precisamente este año, el 11 de julio se celebra el aniversario de la constitución de esta entidad), en esta ciudad y en toda la provincia a través de sus 226 Juntas Locales. Su misión se centra en luchar contra el cáncer liderando el esfuerzo de la sociedad para disminuir el impacto causado por esta enfermedad y mejorar la vida de las personas. 

aeccValencia presta sus servicios de forma gratuita gracias a la generosidad de todas las personas e instituciones comprometidas con esta causa. Los ingresos obtenidos se transforman íntegramente en programas y servicios gratuitos de prevención, diagnóstico precoz, atención social a enfermos y familiares, pero sobre todo en investigación. Señalar que cuenta con el respaldo de un equipo de 13.310 colaboradores, 3.991 socios, 201 voluntarios y 32 profesionales, comprometidos con la lucha contra el cáncer.

Hemos llegado a la época en la que la gente le gusta tomar el sol durante sus vacaciones. ¿Qué riesgos puede tener una exposición solar prolongada e inadecuada?

Los riesgos inmediatos de una exposición solar prolongada son las quemaduras. A largo plazo las consecuencias son el envejecimiento precoz, las enfermedades fotosensibles y el cáncer de piel.

¿Qué consejos ofrecéis a la población para tomar el sol correctamente? ¿Y para aquellas personas que trabajan bajo el sol durante todo el día?

El consejo principal es tener ‘sentido común’. Hay que evitar las horas de máxima intensidad solar (de 13 a 16 horas) y no exponerse al sol únicamente, sino que forme parte de una actividad como dar un paseo o hacer deporte. Además hay que intentar siempre aplicar antes un fotoprotector y usar complementos como gorras o sombreros. También es recomendable el uso de sombrillas, prendas con fotoprotector o camisetas para niños. En el caso de los bebés con menos de 6 meses no es saludable exponerlos al sol en la playa ni aplicarles crema solar. Entre los 6 meses y los 2 años se recomienda usar filtros físicos, esto es cremas solares específicas para esa edad. A partir de los dos años se deben aplicar cremas solares pediátricas de farmacia.

Para aquellas personas que trabajan al sol todo el día es importante adoptar medidas más exhaustivas. Entre ellas, aplicar la crema solar en áreas que suelen quedar olvidadas y que tienen mayor riesgo de epidermoides como orejas, labios (sobre todo el inferior) y el dorso de la nariz.

Recientemente habéis publicado una campaña publicitaria, la cual ha tenido mucha viralidad en Internet, donde aparece una tostada bien hecha y otra quemada, acompañada por el texto: “No te pases de morena, que dorada estas más buena”. Dicha campaña ha obtenido tanto mensajes positivos como críticas. ¿Pensáis que ha habido un malentendido con las personas que opinan que se trata de un mensaje con un trasfondo sexista?

La verdad es que sí nos han sorprendido un poco el tratamiento que se le ha dado a una campaña de prevención de los riesgos solares que, además, lanzamos hace tiempo, y que este año hemos retomado. Como se ha evidenciado, la creatividad consta de dos versiones de carteles dedicados tanto a mujeres como a  hombres. Esta es nuestra política de comunicación que aplicamos siempre en todos los soportes de información y concienciación dirigidos a la sociedad. Por lo tanto, nada más alejado de nuestra misión que tratar de lanzar un mensaje con trasfondo sexista, porque lamentablemente el cáncer no entiende de sexos. 

¿Cuáles son las primeras ‘marcas’ que nos informan de un posible cáncer de piel? ¿Cómo debemos actuar?

El sol no sólo favorece la aparición del melanoma, el cáncer cutáneo maligno más conocido y alarmante, pero afortunadamente no el más frecuente. La exposición solar favorece la aparición de otros cánceres de piel más frecuentes en el ser humano como el carcinoma basocelular o el epidermoide. Estos tumores se presentan como lesiones costrosas o heridas de larga evolución que no se llegan a curar. Suelen salir en zonas expuestas más sensibles como orejas, párpados o cuero cabelludo de personas con pérdida de pelo.

Las primeras marcas que indican que la piel ha sido dañada por una exposición solar crónica son las queratosis actínicas. Se trata de lesiones rosadas con descamación superficial y suponen un signo de alarma para el dermatólogo.

Existen diferentes tipos de cremas con protección solar en el mercado y de distintas marcas. ¿Cuáles son las más adecuadas para cada tipo de piel? 

Es importante destacar que el factor de protección solar sólo es una medida del tiempo que la persona puede estar expuesta al sol sin quemarse. Esto es, a mayor número que se aplique mayor tiempo se evitará que se produzca un eritema o enrojecimiento de la piel previo a la quemadura.

Según el fototipo de cada persona (o capacidad de reacción ante la exposición solar), para los más claros (personas rubias con ojos claros) se recomienda aplicar un factor de protección 50 o superior. Para pieles con menos tendencia a quemarse se puede usar un factor medio como 30.

Cuando la piel se nos quema, posteriormente empieza a pelarse. Mucha gente opina que “no pasa nada, después eso es moreno”. ¿Qué consecuencias puede tener esa actitud? ¿Por qué nuestra piel reacciona así después de haber estado expuesta al sol?

Se considera quemadura cuando hay un enrojecimiento de la piel que dura más de 24 horas. Si además posteriormente se pela esa zona de la piel afectada se convierte en un signo claro de quemadura solar real.

Las quemaduras solares en los primeros 15 años de vida suponen el factor de riesgo más importante para sufrir melanoma en edad adulta, por lo que gran parte de su prevención depende de los hábitos de protección frente a la luz solar en la infancia y adolescencia.

En la población adulta, las quemaduras, además de dañar a la piel y aumentar la predisposición al cáncer, conllevan la aparición de manchas solares como léntigos (manchas marrones), arrugas y envejecimiento precoz.

¿Qué tipo de campañas estáis realizando actualmente para prevenir el cáncer de piel?

La más importante es la Campaña de Información y Prevención de los Riesgos Solares que llevamos a más de 70 municipios de Valencia, colegios de enseñanza, centros de mayores y empresas de abril a diciembre. Con esta actuación, la Unidad Móvil de aecc Valencia recorremos más de 8.000 kilómetros para informar de los riesgos que conlleva la sobreexposición solar sobre la salud, como el envejecimiento prematuro y complicaciones más graves como el cáncer de piel. 

Pero sobre todo con esta Campaña realizamos una fundamental labor de detección precoz del cáncer de piel, porque el mejor predictor de buen pronóstico es su diagnóstico temprano. Basta señalar que un carcinoma basocelular tiene un porcentaje de curación del 100% cuando se detecta a tiempo. Para ello, efectuamos revisiones dermatológicas gratuitas in situ a los ciudadanos que lo soliciten. En cada localidad, atendemos una media de 70 personas diariamente. En los casos del carcinoma baso celular, la campaña se ha ampliado de abril a diciembre (hasta la fecha se realizaba sólo en el periodo estival), ante la necesidad de concienciar a la población de que es imprescindible la protección solar todo el año porque los rayos UV pueden causar lesiones en la piel en cualquier estación y a cualquier temperatura.

La gente con tendencia a tener lunares, ¿debe tener mayor precaución con el sol que el resto?

Efectivamente. Las personas con múltiples lunares deben tener mayor precaución respecto a  las quemaduras solares. Y es muy importante que protejan todo su cuerpo, no únicamente las zonas con lunares, ya que el 70% de melanomas aparecen ‘de novo’ sobre la piel donde no había lunares. En estos casos, se deben revisar más los lunares que aparecen nuevos que los que ya estaban en la piel.

Por su parte, la existencia de lunares supone un factor de riesgo para melanoma pacientes con más de 50 lunares que superen los 3 mm, y aumenta el riesgo si alguno de ellos presenta  características atípicas como un tamaño superior a los 5 mm., formas asimétricas, varios colores o bordes irregulares.    

Modificado por última vez en Viernes, 17 Julio 2015 12:39