Isabel Bonig: "Vamos a terminar con las imposiciones sectarias e ideológicas del Botànic"

Viernes, 26 Abril 2019 12:05 Escrito por  Publicado en Entrevistas Visto 373 veces

Isabel Bonig, candidata del PPCV a la presidencia de la Generalitat, asevera que su partido es “la única alternativa creíble y sólida frente a la coalición sanchista de izquierdas”. Asimismo, la popular asegura que el valenciano será un mérito en vez de una exigencia a la hora de acceder a la función pública, "salvo en casos como la enseñanza en líneas en valenciano”.

 

ENTREVISTA A ISABEL BONIG:

 

¿Qué mecanismos van a poner en funcionamiento para que no se repitan casos de corrupción dentro de su partido?

Hemos demostrado en estos años nuestro compromiso con las buenas prácticas. Los mecanismos que pusimos en marcha han funcionado y podemos mirar al futuro con confianza. Ahora podemos mirar a los ojos de la gente y decirles que son otros los partidos que llevan personas investigadas en sus listas. Además, son candidaturas que se presentan en municipios muy importantes de nuestra Comunitat.

 

¿Qué reputación considera que tiene su partido en la actualidad?

Ha habido un cambio evidente en cómo nos percibían hace cuatro años y cómo nos perciben. Ahora nos llama todo el mundo. A nuestra puerta vienen empresarios, asociaciones, entidades, personas afectadas por las políticas del Botànic, autónomos, en definitiva, colectivos de la sociedad civil preocupados por el rumbo del actual Consell. Cuando hemos gobernado hemos sido capaces de sacar a España y a la Comunitat de las peores crisis, de crear empleo y de devolver la estabilidad a la economía. Lo hemos hecho y lo volveremos a hacer. Somos expertos en recoger las peores herencias y en entregar los mejores resultados. Los ciudadanos perciben que somos la única alternativa creíble y sólida frente a la coalición sanchista de izquierdas que han tejido Ximo Puig y Mónica Oltra. Somos la gran referencia del centro-derecha y el único proyecto capaz de sacar, a través de una buena gestión, a la Comunitat Valenciana de la parálisis a la que nos han llevado las decisiones de un gobierno sectario y caótico.   

 

¿Cuáles cree que son las mejores bazas del PP en estas elecciones autonómicas?

La credibilidad, la gestión, la solvencia y nuestro compromiso con las personas. Somos la opción política a la que recurren los ciudadanos cuando perciben dificultades.

 

Bajar los impuestos es una de las medidas que anuncia en su programa electoral. ¿A qué está dispuesta a renunciar para que sea posible esa bajada? 

Vamos a acabar con los casi 500 millones en chiringuitos que han gastado Puig y Oltra para contentar a los suyos y extender la red clientelar que crea la izquierda cada vez que gobierna. A lo que no vamos a renunciar es a tener las mejores políticas sociales, la mejor educación o la mejor sanidad. Nuestra propuesta, con la eliminación de los impuestos de sucesiones, donaciones y patrimonio y la bajada del 7% del IRPF a 9 de cada 10 contribuyentes valencianos, va dirigida fundamentalmente a la clase media y trabajadora, para mejorar su capacidad de ahorro e inversión. Con esto, junto a otras medidas de apoyo a los autónomos y a los sectores industriales, pretendemos reactivar la economía y contribuir a la generación de empleo.

 

Uno de los temas que preocupan a muchos estudiantes, opositores, parados y trabajadores es el requisito lingüístico. ¿Qué va a hacer su partido al respecto?

Vamos a acabar con un instrumento que en manos de la izquierda se ha utilizado para 'seleccionar' entre 'buenos' y 'malos' valencianos. El PP junto con sindicatos ha recurrido el decreto de usos administrativos del valenciano, que ha sido declarado nulo en parte por el Tribunal Superior de Justicia y ahora hay un recurso de casación en el Supremo. Se trata de un decreto que señala cómo tienen que hablar los funcionarios o que regula en las relaciones mercantiles privadas que se tenga que hablar en valenciano con la creación de un registro de buenas y malas prácticas…. Este gobierno se salta las leyes.

 

María José Català fue quien implantó el requisito lingüístico en Educación.  ¿Por qué se implantó si no estaban de acuerdo con ese requisito?

Fue una herramienta pensada para puestos como el de docentes en valenciano, pero que, con la llegada de PSPV y Compromís al Consell, se ha pervertido y se ha convertido en un arma ideológica. Vamos a terminar con las imposiciones sectarias e ideológicas del Botànic, porque la lengua no ha sido un instrumento de enfrentamiento y confrontación hasta que llegaron Ximo Puig y Mónica Oltra al Consell.

 

¿En qué ámbitos está dispuesta a suprimir ese requisito y en cuáles no?

El conocimiento del valenciano será mérito y no un requisito imprescindible para acceder a la función pública, salvo en casos como la enseñanza en líneas en valenciano. Somos tierra bilingüe y apostamos por el conocimiento y el fomento del valenciano, pero no por la imposición.

 

¿Apostaría el PPCV por un modelo de televisión autonómica con dos canales (uno en valenciano y otro en castellano) para garantizar los derechos lingüísticos de todos los valencianos?

Cuando el PP llegue a la Generalitat nos replantearemos el modelo de la radiotelevisión pública valenciana. Y desde luego, será un modelo que respete los derechos de todos los valencianos y que no sea un lastre para las arcas públicas.

Modificado por última vez en Martes, 30 Abril 2019 09:21

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.