Jorge Quintana: “Si no hay un deporte limpio, no hay deporte”

Lunes, 22 Julio 2019 09:44 Escrito por  César Fernández Publicado en Entrevistas Visto 973 veces
Jorge Quintana en la redacción de Nou Torrentí. Jorge Quintana en la redacción de Nou Torrentí.

Jorge Quintana, periodista y escritor torrentino, estudió Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia y empezó a trabajar en el semanario de ciclismo de tirada nacional META 2MIL, del cual llegó a ser director. Con la llegada de la crisis, la publicación dejó de editarse y decidió emprender con una empresa de servicios vinculados al ciclismo. Su pasión por la escritura le llevó a escribir dos novelas negras: Cuervos y Palomas, que versa sobre al mundo del atletismo, y La mujer sin nombre en la cual utiliza los mismos personajes que en la primera. Tras la publicación de esas novelas, Quintana tenía la espinita clavada de escribir una novela sobre ciclismo, un mundo del que, a pesar de conocer en profundidad, no se había atrevido a escribir hasta que la editorial Libros de Ruta le propuso Pedaleando en el Infierno.  

 

¿Qué te llevó a escribir Pedaleando en el infierno?

El deseo de explicar una época muy concreta del ciclismo, es decir, la época de principios del año 2000. Quería explicarle a la gente una visión que muchas veces no se da. Hemos hablado de grandes escándalos… Yo creo que no hay que justificar el dopaje, pero sí explicar por qué muchos deportistas acaban envueltos en esos problemas. Nadie se levanta un día y se dopa. Es un proceso lento y sibilino. Esa generación lo tuvo muy difícil. De hecho, el protagonista de la novela está todo el rato dudando de si es bueno o malo. Si debe hacerlo o no. Esa es una época muy concreta y, afortunadamente, la época actual ha mejorado infinitamente. Ahora te puedo decir que tenemos el ciclismo más limpio de la historia. Aunque eso no quiere decir que tengamos un ciclismo totalmente limpio. La seguridad absoluta no existe. 

 

¿Cómo ha sido la tarea de documentación para escribir el libro?

La tarea de documentación, en este caso, ha sido echar mano de la memoria. Al final ha sido la época que yo he vivido profesionalmente en un periódico. Evidentemente, tienes que documentarte porque la memoria te puede jugar malas pasadas y puedes cometer algún desliz. En la novela, está muy mezclada la ficción con la realidad. Entonces, hay fragmentos en los que los personajes son reales y tienes que echar mano de los archivos para no jugar con la memoria. Muchos lectores me dicen que tienen la sensación de estar leyendo una crónica periodística. De hecho, yo intento buscar esa fusión entre realidad y ficción. 

 

¿Por qué decidiste hacer una biografía ficticia en forma de crónica periodística? 

Yo he leído muchas biografías de ciclistas de la época que reconocen haberse dopado y explican lo que sucedía. Si tú intentas contar la verdad de los hechos como relato periodístico es muy difícil porque, por un lado, la gente intenta justificar sus mentiras y, por otro lado, muchas veces no tienes suficientes pruebas para acusar a nadie. Pero la ficción me permite esquivar esos dos problemas. No necesito probar lo que estoy escribiendo porque estoy contando una novela. Aunque evidentemente tengo que ser realista, ya que no puedo hacer un relato que no tenga nada que ver con la realidad. Puede sonar paradójico, pero con esta novela intento dar una visión más “real” abusando de la ficción. Esto se debe a que no tengo que justificar nada porque el protagonista no soy yo, sino un personaje inventado.

 

¿Cómo consigues contar la historia de un ciclista de alto rendimiento y que los entendidos en el tema se crean la historia?

Bueno, he montado en bicicleta. A nivel profesional no he competido en ciclismo, pero sí en otros deportes. Mi padre, mis tíos, mis primos han sido ciclistas. Entonces, desde bien pequeño he visto carreras, he convivido con ciclistas y desde 1º de carrera ya estaba escribiendo crónicas de ciclismo. En 5º de universidad estaba entrevistando a Óscar Freire, que era campeón del mundo en ese momento…

 

Como periodista has cubierto momentos clave del ciclismo. ¿Qué momentos te han inspirado para escribir la novela?

El periodo clave de la novela y de todo este periodo es la Operación Puerto, que fue una redada policial en la que acabaron personas importantes en la cárcel. Esa operación abrió los telediarios de España con bolsas de sangre. También intento explicar la sociedad de aquellos años. El mundo del ciclismo también era un reflejo de la sociedad. Era una España en la que todo parecía posible y nadie creía que la música iba a dejar de sonar. 

 

¿Cuándo empezaste a abrir los ojos?

A mí me hizo cambiar mucho la introducción del pasaporte biológico. Un deportista debe notificar todos los días de su vida dónde duerme y una hora al día debe estar en un sitio sin moverse para pasar un control antidoping. Fue entonces cuando pensé que estábamos haciendo leyes personalizadas y un esfuerzo que va en la buena dirección. También tuvimos la suerte de que en el mundo del ciclismo aparecieron algunos patrocinadores que lanzaron mensajes muy claros: “no queremos victorias” y “vamos a patrocinar el equipo mientras no haya escándalos”. Eso ha cambiado mucho la mentalidad y ahora hay muchos equipos y patrocinadores que tienen esa mentalidad, pero todo el mundo tiene que ir en la misma dirección.

 

Como asesor de ciclistas, ¿Qué sueles aconsejarles cuando te piden ayuda?

Lo primero que un deportista tiene que entender es que cada uno tiene un límite y tú tienes que asumir cuál es el tuyo. Tu límite puede ser ganar el Tour de Francia o ser un simple gregario. Tú no puedes romper tu límite. Cada uno tiene que saber cuál es su tope y asumirlo con deportividad, porque si no hay un deporte limpio, no hay deporte, en este caso. 

 

¿Qué opinas de la criminalización del dopaje?

Si es para defender el derecho que tiene un deportista a querer competir en su deporte de forma limpia, me parece perfecto. La EPO daña la salud y hay que utilizar todos los recursos: la ley, la policía y el pasaporte biológico.

Modificado por última vez en Miércoles, 28 Agosto 2019 14:15

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.