Padre e hija a por el Dakar 2020

Viernes, 20 Diciembre 2019 13:21 Escrito por  Matilde Cava Publicado en Entrevistas Visto 557 veces
Manolo Plaza y Mónica Plaza Manolo Plaza y Mónica Plaza

El Dakar vuelve. Su cuadragésima edición se disputará entre el 5 y 17 de enero en Arabia Saudí. 

El Dakar 2020 será distinto a los otros, ya que, por primera vez en la historia española, compiten padre e hija como piloto y copiloto, respectivamente. Los protagonistas, Manolo Plaza y Mónica Plaza, nos cuentan como van a vivir esta aventura automovilística juntos y cómo se preparan para afrontarla, Manolo como “Legend” por ser su 15º Dakar y Mónica como “Rookie” al ser el primero.

 

¿Cómo te iniciaste en el mundo del motor?

Manolo: Mis padres son agricultores y con 12-13 años estaba siempre con los tractores, con los coches… Antes conducíamos sin carnet, pero por los caminos rurales, claro. Y fue ahí cuando comenzó mi afición.

Mónica: Mi afición comenzó desde muy pequeña, yendo a ver a mi padre correr los rallys, haciendo excursiones. Siempre recordaré mi primer quad, un Suzuki de 50, con el que iba a las concentraciones moteras en Cuenca. Ahí comenzó todo.

 

¿Cómo os preparáis para el Dakar 2020?

Manolo: A lo largo de todo el año, a través de Plaza Aventura organizo viajes de empresa y cursos de conducción en las dunas. Y todo esto me sirve de preparación. Y aparte, físicamente, en un gimnasio en Cuenca (Sunne), específico para pilotos. 

Mónica: Yo hago mucho deporte. Este año me he centrado mucho en la bicicleta, de mountain bike y de carretera. Y ya previo al Dakar, estoy haciendo mucho ejercicio específico y cuidando mucho la alimentación.

 

¿Cómo pensáis que será este Dakar 2020?

Manolo: Este Dakar pienso que es el retorno a los “dakares” africanos, con el concepto de etapas largas- tenemos varias en más de 500 kms- y mucha arena –este año se prevé que el 70 por ciento del recorrido tenga arena-. Y respecto al año anterior, los rallys de China, tenían tramos mucho más cortos y en Sudamérica había público por todos los sitios. Es decir, si tenías un problema, enseguida te podían asistir. En el nuevo Dakar no tendremos público que nos pueda ayudar. Por eso, yo creo que va a ser mucho más interesante. Volvemos al concepto de la aventura.

Mónica: Comparto las impresiones de mi padre. Va a ser un rally de supervivencia, donde cuidar la mecánica será imprescindible y te hará llegar a meta. El 70 por ciento del recorrido será sobre arena, un hecho que creo nos favorece porque a mi padre se le da bastante bien este tipo de terreno. Además, nosotros dormiremos en tienda de campaña, porque no tenemos presupuesto de motor home, y acumularemos más cansancio.

 

¿Qué esfuerzos conlleva una competición de este calibre?

Manolo: Lo más difícil es conseguir sponsors y un presupuesto para hacer un Dakar digno, independientemente de lograr un equipo que te dé fiabilidad.

Mónica: El mayor esfuerzo es el económico, hasta que consigues el presupuesto. Es una competición cara. Si no vas en coche oficial o tienes el presupuesto para afrontar todos los gastos, debes buscar patrocinadores. Nosotros tuvimos la fortuna de lograr el apoyo de Momentum Task Force, que nos dio el pilar para trabajar ya en el proyecto y conseguir el resto de colaboradores, la mayoría amigos y contactos de mi padre. Físicamente es muy importante estar preparado, alimentarse bien, beber mucha agua, ir bien hidratados... Nos vamos a enfrentar a temperaturas extremas, tanto de frío como de calor.  Y luego hay que añadir los temas burocráticos: papeleo, licencias, visado… Y un sinfín de detalles que hay que tener en cuenta (medicamentos, ropa de carrera, ropa de calle, diseño del vehículo, presencia de patrocinadores, qué llevar en el coche…)

 

Manolo, es tu 15º Dakar. ¿Cómo afrontas este nuevo reto como “Legend”?

Te da más tranquilidad. Siempre en los primeros años tienes la incertidumbre de qué te vas a encontrar. Este año, aunque no conozco el Dakar de Arabia, sí tengo mucha experiencia en desierto y en dunas. Aunque siempre hay que tenerle respeto porque es la carrera más dura del mundo. De una forma u otra, algún problema nos va a surgir.

 

Mónica es tu primer Dakar. ¿Cómo esperas que sea la competición como “Rookie”?

El cambio de continente supondrá un cambio quizás drástico en la prueba. Creo que se va a retomar la esencia del Dakar original, de supervivencia, superación, afrontar problemas... La navegación a manos de David Castera será realmente complicada y al final, quizás sea bueno empezar por este rally tan duro y no afrontar uno con menos exigencia, para estar muy preparada para cuando lleguen las pruebas de menor calibre.

 

Mónica, se que es pronto aún, ¿pero te ves en un futuro compitiendo en más competiciones del Dakar?

Sí, por supuesto. El Dakar es la prueba de las pruebas, a lo que todo el mundo que sigue el automovilismo desea llegar. Y, en mi caso, es lo que he vivido en casa desde que nací y me gustaría estar en todas las competiciones posibles.

 

¿Vais vosotros solos a la competición o lleváis un equipo para temas de mecánica y soporte técnico?

Manolo: En el equipo vamos con siete coches: cuatro boogies y tres todoterreno. Compartimos asistencia con Isidre Esteve, Óscar Fuertes y Cristina Gutiérrez, como españoles, a los que hay que añadir un chino y dos franceses.

Mónica: Llevamos un equipo que es el Sodicars Racing: son franceses, con ascendencia en Salamanca, y aportan toda la parte técnica, el coche que alquilamos, los mecánicos…

 

¿Qué consejos daríais a las personas que se inician en este tipo de competiciones automovilísticas?

Manolo: Que se esfuercen mucho en hacerlo lo mejor posible, conservar la mecánica y, que si consiguen sponsors, los atiendan muy bien, porque gracias a ellos nos podemos permitir esta disciplina. Pensar que cada carrera es un planteamiento distinto.

Mónica: Que no se desanimen, que luchen, trabajen mucho, entrenen todo lo que puedan y que tengan mucha suerte con los patrocinios, y sepan aprovechar y valorar lo que consigan.

 

En vuestra familia el motor siempre ha estado presente, vuestra hija e hermana Marta también compite. ¿En un futuro tenéis pensado formar un tándem los tres?

Manolo: Correr con mis dos hijas sería, desde luego, apasionante. No solo no lo descarto, sino que es un reto que tengo pendiente. Para el año que viene, tenemos que intentar compartir esta experiencia. Si es posible correr un día con camión, genial. O en alguna carrera del campeonato de España, intentaré competir con Marta, ya que Mónica tiene ya más experiencia y podría ir con otro piloto.

Mónica: Marta está empezando este año. Tiene buenos proyectos de cara al próximo año. Seguro que va a dar un paso de gigante. Sería genial hacer tándem los tres en camión. Pero si ya es complicado conseguir presupuesto para hacer el Dakar en coche, en camión lo veo realmente difícil. Quizás lo ideal sería que hiciera alguna prueba de todoterreno con nuestro padre y, si yo consiguiera presupuesto para competir en alguna carrera del rally de tierra, hacerlo juntas.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.