Aprendiendo hábitos y rutinas

Jueves, 08 Octubre 2015 11:15 Escrito por  Victoria Ramírez, pedagoga del colegio Internacional Ausiàs March Publicado en Psicopedagogía Visto 1142 veces
La importancia de los hábitos y las rutinas en los niños La importancia de los hábitos y las rutinas en los niños

La importancia de los hábitos y las rutinas en los niños

- Los hábitos y las rutinas en los niños suponen límites pero hay que tener en cuenta que todos los niños necesitan que se les apliquen límites ya que les proporcionan seguridad y confianza.

- Los hábitos y rutinas permiten desarrollar el sentimiento de responsabilidad y autonomía; fomentan la capacidad de “manejarse” en el mundo, con la adquisición de conocimientos y actitudes.

Cómo establecer hábitos y rutinas

- Los hábitos y rutinas deben empezar a incorporarse en edades muy tempranas, si esperamos a formarlos cuando tengan 4 o 5 años nos resultará una tarea mucho más compleja.

- Los estableceremos repitiendo una y otra vez los mismos y principalmente haciendo que los copien, (que es cómo los niños aprenden todo). Los padres deben ser los primeros ejemplos.

- Resulta positivo explicar la razón de las acciones, (p.ejem. ”nos cepillamos los dientes para no tener caries…).

- Al principio ayudaremos al niño a realizar los hábitos para que luego los realice él solo.

- La clave para todo esto es la constancia, la paciencia y la repetición.

- En algunas ocasiones deberemos ser flexibles y adaptar las rutinas y las necesidades del niño según vaya creciendo.

Hábitos de alimentación

Se deben respetar siempre tres criterios importantes:

- En el mismo momento. Se debe tener un horario regular de comidas.

- En el mismo lugar. Se debe comer en un lugar concreto y conocer siempre dónde están los utensilios de comida (plato, vaso, cuchara….) y asociarlos al momento de la comida.

- De la misma manera. Creando una rutina:

*Avisar al niño de que vamos a comer: cese de la actividad anterior.

*Rutina: babero, servilleta, lavar las manos, poner la mesa, sentarse.

*Servir la comida enseguida, no hacer esperar al niño en la mesa.

*Para levantarse hay que esperar a terminar la comida.

*Por último se recoge la mesa. 

Hábitos del sueño

Se deben respetar siempre tres criterios importantes:

- En el mismo lugar: debe respetarse un lugar para dormir y asegurarse de que las condiciones ambientales de la habitación son las adecuadas: temperatura, luz, nivel de ruido, ropa para dormir cómoda…

- En el mismo momento: hay que establecer unos horarios regulares; fijar una hora de acostarse y una hora de levantarse. Podemos flexibilizar en vacaciones.

- De la misma manera: se debe establecer una secuencia ordenada de actividades previas al sueño, que se repita todos los días, una rutina:

*Avisar al niño de que vamos a dormir.

*Rutina: higiene-ir a la cama-cuento-beso-a dormir.

*El adulto se marcha de la habitación.  

- Es positivo dejarle un apoyo: una lucecita, un muñeco…

- No regañar ni hacer comentarios de si duerme mal delante del niño.

- Es positivo jugar durante el día en la habitación donde duerme, así establecerá asociaciones positivas con ese lugar.

- Es importante también no ceder a las demandas (llevárselo a la cama de los padres, dormir toda la noche con él…) porque estaríamos aplicando un refuerzo muy difícil de extinguir.e ser sobreprotectores con el bebé.

 

Victoria Ramírez es pedagoga del colegio Internacional Ausiàs March de Picassent

Colegio Internacional Ausiàs March: Urbanización Residencial Tancat de L' Alter, 46220 Picassent, Valencia - Tel. 961 23 05 66

Modificado por última vez en Jueves, 08 Octubre 2015 11:19

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.