Implantología dental: la alternativa a los tratamientos protésicos convencionales

Viernes, 02 Septiembre 2016 10:32 Escrito por  Grupo clínico Dr. Reig Publicado en Salud Visto 1156 veces

Más bien al contrario, cada vez son más los pacientes que se deciden por el tratamiento implantológico, a la hora de reponer una sola pieza dental o varias, en lugar de recurrir a los tratamientos protésicos convencionales.

La reposición de piezas dentales mediante implantología, tiene como ventaja el mantenimiento intacto de las piezas adyacentes, ya que estas son implanto-soportadas.

Por otro lado, la rápida reabsorción, o sea que se produce en ausencia de piezas dentales, se ve notablemente reducido con la colocación de los implantes, ya que el hueso vuelve a recibir estímulo y por tanto irrigación.

En cuanto a la estética, no existe diferencia entre las rehabilitaciones dento-soportadas y las implanto-soportadas.

Estas ventajas sumadas a la confianza en el éxito del tratamiento implantológico, es lo que está produciendo un gran incremento en la tendencia implantológica a la hora de decidirse por un tratamiento dental.

 

Carga inmediata

Una de las soluciones que más demandan las personas que necesitan extraerse un diente es la colocación de un implante inmediato. La posibilidad de tener una nueva pieza dental al momento y sin necesidad de someterse a varias intervenciones es muy atractiva para los pacientes, pero, pese a lo que aseguran muchos anuncios y campañas de marketing, no es una opción válida para todos los casos.

Un implante inmediato es aquel que se coloca en el alveolo justo después de la extracción de un diente (un traumatismo o una pieza en muy mal estado son algunas de las causas que obligan a esta exodoncia).

Hasta hace pocos años, era necesario esperar siempre unos meses después de la extracción del diente para colocar los implantes dentales. Una vez colocados, debía pasar asimismo un tiempo prudencial para disponer los dientes fijos. Pero los implantes inmediatos que, además, también llevan carga inmediata (colocación del implante y, acto seguido, de la pieza dental) permiten eliminar esos plazos de espera, si bien en esa intervención no suele utilizarse el que será el diente definitivo (la encía experimenta cambios que hay que respetar para un ajuste completo).

Además de ese ahorro de tiempo e intervenciones, una de las grandes ventajas de los implantes inmediatos es que se reduce la reabsorción del hueso que soporta el implante y la variación en la forma de la encía.

Sin embargo, en los casos en los que hay una infección activa, el hueso donde debe ir anclado el implante es insuficiente, existen problemas en la encía, hay un proceso quístico activo o el paciente tiene hábitos como el bruxismo, esta opción no es válida.

En general, el protocolo de implante inmediato postextracción con carga inmediata se reserva para las indicaciones muy favorables, en la que el implante tiene mucha estabilidad y no ha hecho falta una intervención con injerto de hueso

 

Contraindicaciones generales en implantes dentales

  • Pese al gran índice de éxito en los tratamientos de rehabilitación bucal mediante implantes, existen ciertos factores de riesgo y contraindicaciones que deberia respetar precisamente para mantener este índice de éxito.
  • Insuficiencia coronaria
  • Enfermedad en la que la circulación coronaria no asegura de manera correcta las necesidades de oxígeno del miocardio.
  • Angina de pecho
  • Es la expresión habitual de la insuficiencia coronaria. Se manifiesta frecuentemente en la aparición de dolor después de un esfuerzo importante.
  • Infarto de miocardio
  • Es la necrosis masiva del músculo cardíaco debido a isquemia provocada por la obstrucción de la arteria coronaria por un trombo.
  • Cardiopatias valvulares
  • Disfunciones en una o varias válvulas cardíacas.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.