Cigarrillos electrónicos, o el primer paso para dejar de fumar

Lunes, 12 Marzo 2018 16:35 Escrito por  Publicado en Salud Visto 996 veces

En el mundo existe una mayor sensibilización con respecto a lo perjudicial que es para la salud el hábito de fumar. Son miles los fumadores que desean abandonar el cigarrillo, pero no se atreven a dar el primer paso.

La adicción a la nicotina es una de las mayores barreras que deben vencer quienes desean mejorar su estilo de vida y desterrar el tabaco para siempre. No es una tarea fácil, se requiere esfuerzo, fuerza de voluntad y determinación.

Tras la popularidad que han ganado los cigarrillos electrónicos, cada vez son más las personas que han probado esta alternativa con resultados alentadores. Diversos estudios han demostrado que este tipo de cigarrillo es un 95% menos perjudicial que el tradicional.

En España, por ejemplo, según una investigación llevada a cabo por Eurobarómetro, se determinó que más de 500.000 españoles han dejado de fumar después de probar suerte con el cigarrillo electrónico. Es decir, el 92% de los que utilizan el e-cigar en el país.

En la Unión Europea, el tabaco mata a más de 700.000 personas cada año, lo que refleja la cantidad de consumidores que existe en el continente, y muchos de ellos ya no están presentes en el mundo terrenal.

La cifra a escala global es mucho más alarmante, con más de 7 millones de individuos que pierden la batalla contra el cigarro. Según el estudio en España, el 28% de la población fuma, lo que está por encima de la cifra de la UE en 2 puntos.

 

Innovación tecnológica

Con la integración de la tecnología, los vaporizadores personales, llamados también cigarrillos electrónicos, han servido para que millones de personas en todo el mundo hayan dejado de fumar definitivamente.

La invención ha cambiado la forma de entender el consumo de tabaco y la posibilidad de utilizarlo con líquido libre de nicotina. Antes de continuar, es necesario explicar qué es el cigarrillo electrónico.

Se trata de un dispositivo que está conformado por dos piezas fundamentales: la batería y el atomizador. Este último es el encargado de transformar la sustancia que usa, conocida como e-liquid, en vapor con aromas, con o sin nicotina, y hasta con sabor a tabaco.

De hecho, en el mercado existen páginas como ivapeo.com, desde donde se comercializan todo tipo de resistencias, atomizadores, líquidos, baterías y accesorios. No es un secreto que dejar de fumar es un factor importante para la salud. En este punto, el cigarrillo electrónico te puede ayudar a dejar de fumar.

Para revisar todos los productos que se pueden adquirir en el portal solo hay que entrar aquí: tiendas cigarrillos electrónicos online.

Con el transcurso de los años, el número de consumidores de cigarrillos electrónicos sigue aumentando. En otra investigación independiente se determinó que el 66% de quienes utilizaron el e-cigar dejaron el tabaco tradicional definitivamente, mientras que el 33% reconoció que ha disminuido su consumo.

 

Sustancias nocivas

Es público y notorio que a los cigarrillos tradicionales, con el paso del tiempo, se les ha incluido más aditivos para preservar la humedad. Algunas de estas sustancias generan mayor adicción al tabaco y, por ende, a la nicotina.

Los aditivos del tabaco se ha comprobado que generan mucha más adicción al cigarrillo tradicional. Incluso sigue difundiéndose más documentación sobre la gran cantidad de aditivos y nuevas mezclas químicas que se les sigue añadiendo.

Así lo ha dado a conocer el portal ec.europa.eu, a través de una extensa investigación sobre los aditivos del tabaco. Muchos de los nuevos componentes pueden aumentar la adicción a los productos del tabaco.

Durante las últimas décadas, a los cigarrillos se les ha añadido más aditivos, lo que representa hasta un 10% de su peso en nuevas sustancias. Los investigadores han contabilizado más de 600 aditivos diferentes.

Los principales componentes del tabaco son los azúcares y agentes humectantes. Aquí también entran en juego los conservantes y los aromatizantes como el cacao, el mentol y el ácido láctico.

El potencial adictivo que tienen los productos del tabaco es mucho mayor que el poder que tiene la nicotina pura. Esta situación ocurre debido a que la adicción no se produce por los aditivos por sí solos, sino que se debe a su interacción con la nicotina.

Los riesgos de una mayor adicción se presentan porque se aumenta directamente el contenido de nicotina. Además, se facilita la inhalación del humo que, a su vez, contiene sustancias que incrementan la adicción a la nicotina.

El consumo de cigarrillos tradicionales es la principal causa prevenible de cáncer de pulmón en el mundo. Las consecuencias de su consumo siguen generando llamadas de atención en diferentes países, que han prohibido fumar en lugares públicos.

La llegada de los cigarrillos electrónicos puede ser el primer paso para revertir este hábito que deteriora la vida de millones de personas.

 

 

Modificado por última vez en Martes, 13 Marzo 2018 09:57

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.