La Navidad en la tercera edad

Viernes, 04 Diciembre 2015 13:12 Escrito por  Equipo psicosocial de Savia Residencias Tercera Edad Publicado en Salud Visto 810 veces

La Navidad es una época del año que suele asociarse con la alegría y la felicidad. Es, con diferencia, el momento del año en el que más encuentros con los seres queridos tenemos, incluso con aquéllos que debido a la distancia, desgraciadamente, no tenemos oportunidad de ver el resto del año. Puede ser también un momento de gran tristeza, si nuestras relaciones familiares no son idóneas, si esas personas que vemos poco, al final no pueden venir o porque alguna silla quede vacía porque alguien nos haya dejado.

La Navidad puede ser especialmente complicada para nuestros mayores, precisamente porque al ser más mayores, acumulan más experiencias, vivencias y han perdido más seres queridos. Es fundamental estar pendientes de cualquier cambio que pueda producirse en su estado emocional o en su comportamiento. 

Durante estas fechas, nuestros Centros se llenan de familias que vienen a visitar a sus seres más queridos, mientras que otros residentes pasan algunos días fuera del Centro. 

En este sentido, la Navidad, además de alterar nuestras emociones, altera también nuestro entorno, hábitos y rutinas. La decoración y las luces navideñas, que tanto nos gustan en estas fechas, pueden resultar perturbadoras para mayores con algún tipo de demencia. Los cambios en las comidas también deben tenerse en cuenta, especialmente en mayores diabéticos, hipertensos o con altos niveles de colesterol. Variar la hora habitual de levantarse o acostarse, puede conllevar luego problemas para conciliar el sueño y, finalmente, están las prisas y las tensiones propias de la compra de regalos que puede afectarnos seriamente y afectar a los que están alrededor.

Con todo, y como diría un acróbata, en el equilibrio está la clave. La decoración navideña, el Belén y las luces pueden ubicarse lejos de las zonas de paso de nuestros mayores. Las comidas de los días señalados se pueden preparar atendiendo a sus necesidades especiales, pero permitiéndoles disfrutar de los menús tan característicos en estas fechas. Podemos empezar las reuniones familiares algo antes, para que los mayores de las casa puedan acostarse en sus horarios habituales si no quieren quedarse a la sobremesa. Finalmente, en cuanto a los regalos, hay que tener muy presente que lo que la mayoría de la gente valora, muy por encima de los regalos, es nuestro tiempo y nuestra atención. Con los mayores no es diferente. En lugar de pasar todo el día en un centro comercial buscando un jersey o una bufanda, nuestro mayor agradecerá que ese tiempo lo dediquemos a estar con él o ella.

En resumen, la Navidad debe ser un momento para disfrutar, y hay que conseguir que nuestros mayores la vivan también intensamente. Desde Savia Residencias Tercera Edad aprovechamos esta oportunidad para desear a todo el mundo unas felices fiestas y una buena entrada del año y os invitamos a que visitéis cualquiera de nuestros centros y que participéis en las actividades especiales que tenemos programadas.

 

Centro Residencial SAVIA · 15 centros en la provincia de Valencia · Tel: 900 920 228 · www.saviaresidencias.es

 

Modificado por última vez en Lunes, 16 Mayo 2016 10:25

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.