Instituto FIVIR recomienda a las mujeres con endometriosis que recurran a la vitrificación de ovocitos

Martes, 29 Marzo 2016 12:01 Escrito por  Publicado en Salud Visto 864 veces

La endometriosis es una enfermedad muy habitual y que afecta a la fertilidad de las mujeres que la padecen. Instituto FIVIR ha detectado que el 70% de las pacientes de menos de 35 años que recurren a tratamientos con donación de ovocitos en el centro médico han sido diagnosticadas de endometriosis. Por este motivo, la clínica con sede en Carcaixent recomienda que las mujeres afectadas por endometriosis recurran lo antes posible a técnicas de preservación de la fertilidad. La vitrificación es un camino para poder lograr la deseada maternidad sin recurrir a la donación de ovocitos.

No es frecuente que las mujeres de menos de 35 años recurran a tratamientos con ovocitos donados, ya que esta opción suele utilizarse cuando la mujer no tiene ovarios (bien como alteración congénita o como consecuencia de diferentes tratamientos, generalmente quirúrgicos, en los que estas estructuras han sido extirpadas y no se pudo recurrir a ninguna técnica de criopreservación de la fertilidad), cuando la paciente tiene un trastorno genético que puede ser transmitido y no se puede realizar un diagnóstico genético en los embriones que se obtengan en el laboratorio, o en casos de fallos repetidos de tratamientos de reproducción asistida. Como norma general, son las pacientes de mayor edad, sobre todo a partir de los 40 años, las que recurren a este tratamiento.

Esta regla se altera con las mujeres que sufren endometriosis. Pese a ello, este tratamiento no es siempre el primero al que se suele recurrir. El 95% de las pacientes que optaron por la donación de ovocitos en Instituto FIVIR lo hicieron tras una media de 4,5 años de búsqueda de embarazo y dos ciclos de fecundación in vitro sin éxito. El 80% de ellas, además, había sido intervenida quirúrgicamente en, al menos, una ocasión en relación con la endometriosis.

La endometriosis es una enfermedad considerada benigna, de difícil diagnóstico y cuyo origen sigue siendo un enigma. Se caracteriza por la presencia de tejido endometrial (el que reviste el interior del útero) fuera de esta cavidad. Y una de las formas más habituales en las que se manifiesta es el dolor, que puede aparecer durante la menstruación, con las relaciones sexuales o en otros momentos. Es una enfermedad que condiciona la calidad de vida de las mujeres que la sufren.

La directora de Instituto FIVIR, la doctora Marita Espejo, recuerda que la edad es “más importante si cabe” a la hora de conseguir un embarazo en mujeres afectadas por endometriosis que en el resto. “Si una mujer no logra ser madre de forma natural, la opción más segura es solicitar ayuda profesional lo antes posible. El tiempo es oro en temas de fertilidad y, especialmente, en el caso de las mujeres aquejadas de endometriosis. Y en este sentido, vitrificar ovocitos es un camino que incrementará notablemente las opciones de estas pacientes de ser madres con sus propios medios”.

 

Informa Nou Horta. Salut

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.