Cuidado con sus mascotas, ya está aquí la procesionaria

Viernes, 05 Abril 2019 13:05 Escrito por  Germán Cervera Publicado en Veterinaria Visto 211 veces

Empieza el buen tiempo y aumentan las ganas de llevar a nuestros compañeros caninos a dar una buena vuelta por el monte. Pero ¡cuidado!, ya estamos en época de la temida procesionaria, una pequeña oruga que llegado el buen tiempo empieza a abandonar sus nidos y bajan por el tronco del pino hasta el suelo, circulando todas juntas en “procesión” para así engañar a las aves y evitar ser devoradas. Llegan a construir filas de entre 100 y 300 individuos, buscando un lugar donde enterrarse y así pupar para convertirse en mariposas cuando llegue el verano. Este proceso ocurre entre febrero y abril. 

 

Estas llamativas filas de orugas hacen que nuestras mascotas, principalmente perros, sientan curiosidad e intentar manipularlas, haciendo que el insecto libere sus pelos urticantes. El contacto con los pelos de la procesionaria provoca una reacción inflamatoria dando reacciones cutáneas, oculares o bronquiales más o menos graves e incluso anafilaxia severa. Los síntomas variarán mucho según el contacto que haya sufrido nuestro animal. Al principio el perro podrá estar agitado, nervioso, respirando de forma acelerada, sacudiendo la cabeza o babeando. Posteriormente podemos observar hinchazón de la cara, parpados, labios o lengua, detectando que el animal no puede cerrar la boca debido a la inflamación de la lengua. Si la inflamación continua puede desencadenar cuadros más graves, úlceras, necrosis de los tejidos y si afecta a la garganta puede verse comprometida la respiración. Por todo esto, si su perro entra en contacto con la procesionaria de los pinos primero debe alejarlo de la zona donde haya orugas, segundo llevarlo cuanto antes a su veterinario para frenar la reacción inflamatoria administrando los fármacos necesarios y comenzar el proceso de lavado para eliminar todo resto de pelos urticantes. Por último, su veterinario valorará la gravedad del proceso siendo necesario en la mayoría de los casos la hospitalización del animal, tratamiento en casa y curas diarias hasta la mejoría completa de nuestro amigo perruno. 

 

Así que recuerde, si su animal sufre el contacto con la temida procesionaria llévalo cuanto antes al veterinario. Nuestro hospital veterinario se encuentra a su disposición las 24 horas del día los 365 días del año para ofrecerle una atención inmediata.

 

Germán Cervera, veterinario.

Grup Veterinari Torrent

C/ Padre Méndez, 134 · Torrent

Teléfono: 96 158 17 40

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.