Mostrant articles per etiqueta: natura

Alaquàs ha participat un any més en el Banc de la Palla de l’Albufera amb l’objectiu de fer partícip la ciutadania d’aquesta iniciativa mediambiental i mostrar els diferents usos de la palla compatibles amb la conservació i el respecte a la natura. Gràcies a aquesta iniciativa, Alaquàs ha reutilitzat enguany vora 5.000 quilograms de palla procedents de l’Albufera que han servit per a l’encoixinat i compostatge per als horts urbans.

 

El repartiment per les diferents parcel·les dels horts urbans ha sigut possible gràcies al treball conjunt de l’Ajuntament d’Alaquàs i les persones que formen el Taller Et Formem Alaquàs +Actiu i el Taller d’Ocupació Alaquàs Viu en Verd. Amb aquesta acció es contribuiex a evitar que la palla es creme als camps i es reutiliza un producte que serveix per a una gran diversitat d’actuacions.

 

Informa Nou Horta. Alaquàs

Publicat en Alaquàs-VAL
Diumenge, 29 Novembre -0001 23:45

¿Por qué el ser humano continúa siendo cazador?

Volver a recuperar la relación con los animales, especialmente con los animales en los bosques y campos, es decir conseguir interrelacionarnos con ellos, se producirá cuando el ser humano cambie su percepción y relación para con ellos. Un enorme paso para que los animales pierdan el miedo al ser humano y recuperen así la confianza en él sería dejar de cazarlos. Con el tiempo podríamos conseguir acercarnos a ellos, pues ellos sabrán que ya no les queremos hacer daño, con lo que podríamos lograr una relación más cercana.

El ser humano se considera como antiguo recolector y cazador. Lo de recolector hace mucho que dejamos de serlo, ¿por qué no lo de cazador? ¿No será que la caza es una forma de ir a la guerra, tal como dijo el famoso poeta alemán Goethe? Lo cierto es que en la actualidad da la impresión que cada vez más personas notan que esto es así, es decir que se trata del gusto por matar, pues ciertamente la caza tal y como la defienden los cazadores, no controla la población de animales, ésta se ha regulado sola desde tiempos inmemoriales.

Si abandonamos definitivamente la edad de piedra y nos comportamos como personas civilizadas, también respecto a los animales, percibiremos que es un anacronismo que haya personas en pleno siglo XXI que practiquen hobbies tan sangrientos y arcaicos como la caza. Pues la ciencia ya ha constatado que al igual que los seres humanos, los animales sienten dolor.

 

Mª José Navarro

Del programa para radio y TV: Naturaleza sin caza

www.vida-universal.org

Publicat en Opinión general