¿Es mi colaborador mi primer cliente?

Divendres, 29 Gener 2016 11:02 Escrit per  Javier Fe-Castell Publicat en Javier Fe-Castell Vist 1523 vegades

Se habla constantemente de la importancia del cliente: el cliente siempre tiene la razón, el cliente es el jefe, el cliente es lo primero, estamos al servicio del cliente…

¿Pero y qué hay de nuestro cliente interno? Es decir, ¿el colaborador de la empresa? ¿En qué medida es considerado en la empresa y en la organización?

Respondiendo a esta pregunta, mi experiencia me dice que tanto la pequeña empresa como la gran empresa, públicamente reconocen que tienen en gran estima al colaborador, al cliente interno. Es más, normalmente el discurso siempre va a ser que: “es lo más importante”.

Bien, para saber hasta qué punto es considerado el colaborador, propongo el siguiente cuestionario. Para los directamente implicados, mejor ser francos. No es exhaustivo, pero puede servir.

Ahí va, pequeña lista de comprobación para los gerentes, directores, propietarios y cualquier interesado en general, naturalmente:

- ¿Disponen nuestros colaboradores de los medios técnicos y humanos adecuados para desarrollar su trabajo? ¿Cómo son sus condiciones de trabajo?

- ¿Están remunerados de acuerdo al puesto y/o , su categoría profesional  y/o  su formación? (dada la respuesta esperada, mejor ser honestos y comparar con la media del sector)

- ¿Disponen de una formación interna adecuada y mecanismos de mejora y/o aprendizaje? ¿Qué recursos se destinan a ello?

- ¿Existe una participación de los colaboradores en la gestión de la empresa? ¿Participan en los resultados?

- ¿Cómo ha sido la entrada en la empresa y mejor aún, cómo han sido las salidas de los colaboradores si han ocurrido?

- ¿Se preocupa la dirección del clima laboral? ¿De la conciliación vida personal y laboral?

- La rotación que haya podido haber, ¿a qué causas obedece? ¿Conocemos los datos? ¿Y el absentismo?

- ¿Saben nuestros colaboradores lo que se espera de ellos? ¿Lo verificamos?, ¿lo evaluamos?, ¿lo confirmamos? ¿Existe reconocimiento?

De nuevo, se trata de un tema también polémico y sensible, lo sé. En fin. Ya me contáis los resultados.

Finalmente, aquí viene al dedillo el refrán:  “Obras son amores y no buenas razones”.

 

Javier Fe-Castell 

Profesional del comercio

www.javierfecastell.com

1 comentari

  • Enlace al Comentario Mario Divendres, 29 Gener 2016 14:15 publicat per Mario

    Buen artículo, cuanta razón tienes. Lástima que algunos jefes nunca se pregunten nada de eso.

    Reportar

Deixa un comentari

Assegura't d'omplir la informació requerida marcada amb (*) . No està permés el codi HTML. La teua adreça de correu NO serà publicada.