Las Pymes ante los ficheros de morosidad y la protección de datos

Divendres, 18 Juny 2021 11:40 Escrit per  Ferran González Publicat en Zona Pyme Val Vist 72 vegades
Valora la notícia
(0 vots)

Recientemente la Agencia de Protección de Datos - AEPD ha multado a Equifax con 1 millón de euros y prohíbe que continúe tratando datos personales. Ésta espectacular sanción al famoso fichero de morosos es por infringir varios artículos del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), tal y como se indica en la resolución PS/00240/2019. Debido al funcionamiento del llamado Fichero de Reclamaciones Judiciales y Organismos Públicos (FIJ) la Agencia realizó una investigación tras recibir 97 reclamaciones diferentes: inclusión de datos personales sin consentimiento, imposibilidad en la contratación de créditos o préstamos debido a la inclusión en ficheros de morosidad por deudas inciertas, etc.

 

Éste sistema de información se ha venido nutriendo del Tablón Edictal Único del BOE (TEU-BOE), de los diarios oficiales y a través de la sede electrónica o física de organismos o entidades de Derecho Público. Pero dicha información no puede ser tratada sin el consentimiento del afectado, y además, en numerosas ocasiones no está verificada, ni es correcta e incluso está desfasada.

 

Muchos autónomos y PYMES se ven abocadas a un bloqueo de solvencia, ya que sus bancos no les conceden la financiación necesaria por constar esas incidencias en los ficheros de morosidad, provocando graves perjuicios a los mismos, que sin motivo se han visto inscritos en estos listados.

 

Junto con la multa de millón de euros, a tenor del artículo 58.2.i) del RGPD, también se le prohíbe, según el articulo 58.2.f del citado Reglamento a Equifax que continúe el tratamiento de los datos personales que realiza a través del citado fichero (FIJ) del que es titular.

 

Ante ésta ejemplar sanción, los empresarios deben demostrar que se les ha incluido en los ficheros de morosidad sin motivo ni consentimiento, así como el perjuicio que se les pueda causar, al recibir la negativa a la financiación, por ejemplo.

 

Actualmente en nuestro país, las entidades financieras y de crédito, acuden a estos ficheros para comprobar la solvencia de los solicitantes de financiación, y en muchos casos, ante simples incidencias menores deniegan la financiación que requieren las empresas. Esperemos que ante ésta nueva situación, se verifiquen de forma fehaciente la realidad de ésas incidencias y no se sigan vulnerando los derechos de carácter personal.

 

Ferran González

Abogado Ferran Abogados & Asociados

Grupo ACE

@ferranabogados

www.ferranabogados.com

Modificat el Divendres, 18 Juny 2021 11:45