Más basureros no

Divendres, 14 Mai 2021 10:08 Escrit per  Amparo Folgado Tonda Publicat en Opinión política Vist 421 vegades
Valora la notícia
(0 vots)

Cuando se pretende realizar una política pública, y la voluntad es que esta resulte exitosa, la opinión y visión de los ciudadanos afectados se convierte en imprescindible. Nadie mejor que ellos conocen las singularidades de su barrio y de la problemática que les disturba. Pero si, después de recabar su opinión, hacerles partícipes de la decisión final y consensuar esta entre todos los actores implicados, se deja en el ostracismo y años más tarde se aplica una solución completamente contraria a lo convenido, además de mostrar la prepotencia de un ejecutivo, aboca, con total seguridad, al fracaso de dicha política.  Pues eso es lo que ocurre con la restauración de la cantera de la Serra Perenxisa.

 

En marzo de 2015, el Consell de Participació del Paratge de la Serra Perenxisa, donde estaban representados todos los colectivos interesados o afectados por la cantera, acordó por unanimidad una restauración de esta explotación que no fuera, ni excesivamente radical ni insuficiente en cuanto a reparación. Un plan que, con la llegada de Ros al gobierno local en junio de 2015, quedó olvidado. Ahora, 6 años después, nos anuncia el gobierno de PSOE y Cs que se va a actuar en la cantera.

 

El gobierno local ha presentado un proyecto, sin contar con gran parte de los vecinos ni colectivos que pertenecían al consejo rector de la Serra Perenxisa, que choca completamente con la idea de recuperación de la cantera que todos acordaron en su día. Una remodelación que pretende rellenar, en 50 años, con materiales de escombro, si, escombro, sin paliativos, el cráter dejado en esta mina. Un paraje industrial que se pretendía recuperar como zona natural para el uso y disfrute de todos los vecinos, con zonas de recreo y un ambiente limpio, se convertirá en otro cementerio de ruinas y restos de construcciones.

 

Los vecinos de la zona que, después de décadas sufriendo la maquinaria pesada de la cantera, ya habían conseguido el merecido descanso, tras el cierre hace 10 años de la explotación, ahora volverán a ser espectadores y víctimas del trasiego de los vehículos industriales que trabajen en la creación de este nuevo vertedero. Y durante 50 años. Así que, sin contar con los vecinos, ni el resto de grupos municipales, ni las entidades involucradas en nuestro medio ambiente, el Sr. Ros traerá un nuevo basurero a nuestra ciudad, un GEMERSA 2, para mejorar nuestro rico patrimonio natural.

 

Amparo Folgado Tonda

Portavoz del Partido Popular

del Ayuntamiento de Torrent