Alergias respiratorias - Asma - Bronquitis -

Divendres, 29 abril 2022 10:33 Escrit per  Helena Feijóo Publicat en Comerç Vist 48 vegades
Valora la notícia
(0 vots)

Ahora en primavera, y también en otoño, es frecuente que nuestros peques sufran problemas respiratorios. Vamos a hablar un poco de las principales afecciones respiratorias de los niños y niñas.

 

Los pulmones no solamente tienen la función de aportar oxígeno a nuestro torrente sanguíneo y eliminar el CO2 al exterior. A través de los pulmones eliminamos otros tóxicos de nuestro organismo. Además, ayudan al equilibrio ácido-base en el medio interno. Si los pulmones no funcionan bien este equilibrio se altera, haciendo que seamos más propensos a las inflamaciones.

 

La forma de proteger la entrada de microorganismos patógenos en las vías respiratorias es mediante unos cilios y el moco. Cuando hay un exceso de microorganismos y han logrado entrar muy adentro en las vías respiratorias aumentamos la secreción de moco. Los cilios llevan el moco hacia fuera de los pulmones. De forma que acabamos tragándonoslo.

 

El humo del tabaco hace que estos cilios se vuelvan inmóviles, dificultando la salida del moco. 

 

Llamamos BRONQUITIS cuando el bronquio se inflama y se llena de moco disminuyendo su calibre y dificultando la respiración. Podemos escuchar un pitido durante la espiración. A veces también se puede escuchar un ronquido.

 

Las BRONQUIOLITIS son la primera causa de hospitalización en bebés menores de 2 años. Es una inflamación de los bronquiolos. Solo se le llama bronquiolitis al primer episodio agudo. Si aparecen episodios siguientes se les llama BRONQUITIS.

 

El ASMA se produce cuando tenemos sensibilidad al algún alérgeno aéreo. Hay un edema crónico (mientras se produce el contacto con el alérgeno) en la mucosa que tapiza los bronquios.

 

La LARINGOTRAQUEITIS se suele producir en menores de 2 años y durante el invierno. Suele ser un ataque de tos nocturna con sensación de ahogo. Es una inflamación de la tráquea y/ la laringe.

 

La NEUMONIA se produce cuando la inflamación es en el propio alveolo pulmonar, que es donde se produce el intercambio gaseoso.

 

Recordad que los síntomas como la tos, el moco o la fiebre son mecanismos de nuestro cuerpo para poder lidiar con la enfermedad. Los síntomas no son la enfermedad. Muchos de estos síntomas ayudan al cuerpo a la curación. La dificultad respiratoria es un síntoma que hay que controlar, ya que es la consecuencia de los anteriores. Intentaremos abrir el caudal respiratorio al máximo y ayudar a expulsar el moco. La cafeína y la teína son broncodilatadores.

 

Helena Feijóo Osteópata pediátrica

mROE 741

Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.

644 408 150

Modificat el Divendres, 29 abril 2022 10:33